5-1. Los Astros ganan la Serie Mundial de la mano de Springer

Los Ángeles (EE.UU), 2 nov (ELINFORMADORUSA/EFE).- El guardabosques de origen puertorriqueño George Springer pegó cuadrangular y los Astros de Houston consiguieron su primer título de Serie Mundial en la historia de la franquicia al derrotar 5-1 a los Dodgers de Los Ángeles.
Los Astros lograron la hazaña jugando como visitantes en el “Dodger Stadium” y dejaron números de 4-3 en el Clásico de Otoño, que se jugó al mejor de siete.
La novena tejana se acreditó su primer título de Serie Mundial en sus 56 temporadas de la historia de la franquicia.
Mientras que los Dodgers se quedaron cortos en conseguir su primer título del Clásico de Otoño desde 1988, luego de que han ganado sólo uno de sus seis campeonatos en su casa, en la temporada de 1963.
Los Dodgers, que sumaron 104 victorias y son un equipo de nómina de 240 millones de dólares, no pudieron evitar la derrota ante la novena tejana.
El partido fue el tercero de Serie Mundial en cuatro temporadas que se juega hasta el séptimo y definitivo juego.
Los Astros, con el triunfo, dan alivio a una ciudad que sigue recuperándose de los estragos que dejó el huracán Harvey, y se apoderaron del título que no habían conseguido desde que iniciaron en las mayores en 1962, jugando como los Colt 45s.
La sequía terminó para los Astros, que se habían convertido en el único equipo de Houston que no conocía el título de su especialidad, luego de que la ciudad ya había conseguido campeonatos de la NFL, la NBA y la NHL, excepto la Serie Mundial.
Esta vez la revista deportiva Sports Illustrated tuvo razón cuando en el 2014 publicó en su portada “Los Campeones de la Serie Mundial 2017” acompañando el reportaje con una imagen de Springer vistiendo una camisa de los Astros.
El equipo tejano se recuperó de sus 111 derrotas en el 2013 después de cambiar de la Liga Nacional a la Americana, apoyado esta vez por sus estrellas jóvenes, incluyendo los valiosos bates latinoamericanos, que han dejado su sello en el Clásico de Otoño.


Este año Houston ganó 101 juegos, se acreditó la División Oeste de la Liga Americana, luego ganó los Juegos 6 y 7 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.
Los Astros se unieron a los Reales de Kansas City de 1985 como los únicos clubes en ganar dos séptimos juegos en el mismo año.
Springer (5) fue el toletero de poder al pegar de cuatro esquinas en el segundo episodio contra los lanzamientos del abridor japonés Yu Darvish, llevando a un corredor por delante.
El pelotero de origen boricua, que terminó con dos remolcadas, representó el ataque de la novena tejana con su cuarto jonrón consecutivo, el quinto en la Serie Mundial y el sexto en la postemporada.
Springer, que pegó 2 de 5, conectó de cuatro esquinas por todo lo alto del jardín central, haciendo volar la pelota 438 pies (133 metros) y mandando a la registradora al guardabosques venezolano Marwin González.
El guardabosques coronó racimo de tres carreras y dejó en .379 su promedio de bateo, además se encargó de anotar la primera carrera del juego en el primer episodio aprovechando un error del primera base Cody Bellinger.
Springer empató la marca de vuelacercas en una Serie Mundial, integrándose de esa manera al prestigioso Club de los Cinco en Serie Mundial, en el que están sólo otros dos toleteros.
Springer igualó la marca impuesta por Reggie Jackson en 1977, quien posteriormente fue empatado por Chase Utley en el 2009 en el apartado de más vuelacercas en un Clásico de Otoño.
En la primera entrada, el segunda base venezolano José Altuve conectó rodado a la primera, y empujó al antesalista Alex Bregman a pisar la registradora.
Altuve remolcó una en tres viajes a la caja de bateo, dejando en .194 su promedio con el tolete.
El parador en corto puertorriqueño Carlos Correa viajó cuatro veces a enfrentar al bateador y tuvo contacto con la pelota solamente en una ocasión.
El inicialista cubano Yuli Gurriel estuvo con 0 de 4; González terminó con 2 de 3 y una anotada.
La victoria le correspondió al cerrador Charlie Morton (1-4) en cuatro episodios, al permitir dos imparables y una carrera, dio una base y ponchó a cuatro bateadores.
La mejor respuesta de los Dodgers corrió a cargo del bateador emergente Andre Ethier, que en el sexto episodio pegó sencillo remolcador de una carrera, con la que el equipo de casa evitó la “blanqueada”.
El guardabosques cubano Yasiel Puig estuvo en blanco en tres oportunidades con el madero.
El derrotado fue Darvish (0-2) en sólo una entrada y dos tercios, al permitir castigo de tres imparables, jonrón y cinco carreras.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales