9 pasos para planificar con anticipación

Por Maria G Erazo

Crear un plan, ejecutar y llevarlo a la acción puede ser una tarea difícil. Sin embargo, podemos recalcar que hacerlo en orden y anticipación harán que tu plan sea exitoso. A continuación, te dejo con 9 pasos de una simple fórmula para llevar a cabo un plan exitoso.

 

  1. Determina el medio y la dirección de tus acciones. Debes predeterminar un curso de acción. Es importante conocer la ruta y el medio que tomarás para llegar a tu destino final.

 

  1. Conviértete en un diseñador. Nadie más que tú conoce la meta final y el objetivo de tu plan. Por lo tanto, diseña concretamente tus metas.

 

  1. Conozca sus prioridades. No podemos hacer todo o dar la misma energía y pasión a cada una de las actividades que hacemos. En el momento de ejecutar un plan, debemos entender el orden de prioridades y actuar de acuerdo a ellas.

 

  1. Busca apoyo en otras personas. Lo mejor es notificar el plan al personal indispensable. Las personas indicadas aportaran energía, fuerza, apoyo e ideas que necesitas para seguir avanzando en tu plan. Rodéate de personas positivas, emprendedoras y con experiencia.

 

  1. Otorga tiempo a las personas para que puedan ser receptivos a una nueva idea/plan. “La mayoría de las personas están más cómodas con viejos problemas que con nuevas acciones.” Si tu plan o idea es algo nuevo causara un cambio, la presentación de ésta misma deber ser con tiempo para dar un espacio de preguntas y consideraciones.

 

  1. Toma acción. Si has seguido los primeros 4 pasos, no dudes en tomar acción. Recuerda que no todos serán receptivos ante tu nueva idea, pero no debes tener la aprobación de todos para echar a andar algo.

 

  1. Prepárese para los obstáculos. Ningún plan elimina todos los problemas. Las dificultades y malas circunstancias son parte de la vida, entender que estas sucederán es importante, pero aún mejor es prepararse con un plan “por si en caso”, pasa algo fuera de tu control.

 

  1. Apunta hacia el éxito. Sé positivo y aspira por lo mejor. Nada edifica más la confianza como señalar las victorias del ayer. Toma fuerza e inspírate de los buenos resultados, repítelos y mejóralos.

 

  1. Estudia diariamente tu plan. Esto te ayudara a no alejarte de tu meta principal, pero también a mejorar procesos en caso que las cosas no vayan tan bien. De ahora en adelante, tienes la tarea diaria de revisar cómo y qué se está haciendo.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales