Acusado y cómplice en asesinato en avenida Grandville aparecieron en corte

Manuel Villarreal, víctima de la balacera del 5 de mayo en la avenida Grandville SW y con la pulsera del hospital todavía en su muñeca derecha y en silla de ruedas, durante su testimonio sobre lo ocurrido en el incidente donde murió D’Andre Bullis Sr., de 23 años de edad. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Andy González, de 22 años de edad, acusado de haber asesinado a D’Andre Bullis Sr. de 23 años, en la cuadra 1400 de la avenida Grandville SW el viernes, 5 de mayo, entró al salón de corte de la juez Jeanine N. LaVille, el martes, 16 de mayo, en Grand Rapids, esposas en sus manos y pies y una cadena alrededor de su cintura.

González, quien enfrenta cargos de homicidio, asalto con intento de cometer homicidio, felonía por portar un arma y de ser un delincuente criminal, tomó asiento al lado de su abogado, Mark P. Hunting y brevemente miró hacia la galería donde estaban sentados sus padres, quienes fueron a la audiencia preliminar del acusado.

El hispano, quien no habló durante el procedimiento judicial, se veía incómodo y miraba directamente frente a él con una cara de preocupación.

Manuel Villareal, de 26 años de edad, primo hermano del difunto quien también recibió dos impactos de bala, uno a su cadera y el otro que penetró uno de sus pies, salió del hospital temporariamente para llegar a la audiencia preliminar en una silla de ruedas y donde testificó sobre lo que ocurrió antes, durante y después del tiroteo.

Villarreal dijo que Bullis y él llegaron a la avenida Grandville SW a las aproximadas 3:45 de la tarde para cortarse el cabello, y que mientras esperaban afuera del salón de belleza, un carro que manejaba González pasó por enfrente de ellos y que el acusado le gritó al fallecido, “¡Eres un Rey, eres un Rey!, una referencia a la pandilla Latin Kings y Mexican Mob (pandilla mexicana).

También que González le dijo, “No piensas que no puedo encender a plena luz del día”, refiriéndose a que podría dispararle allí mismo y que el difunto le contestó, “Salte del carro y ven por estas manos”, indicando que si tenía un problema con él, que lo podían resolver a golpes.

“El carro dio varias vueltas y luego regresó y fue cuando mi primo (Bullis) me dijo que me alejara de él y que me metiera a un negocio cerca, pero yo le dije que no lo iba a dejar solo y que podía contar con mi apoyo. Lo próximo que oí fueron los disparos, “Boom, boom, boom”, unos cinco y caí al piso”, dijo Villarreal.

Su voz, ahora bajando a casi un susurro, Villarreal continuó, “No podría sentir mis piernas e intenté arrastrarme hacía mi primo quien no se estaba moviendo. Vi mucha sangre y donde una bala le impactó su cabeza, y cuando le miré a los ojos, se había ido (estaba muerto). Ocurrió muy rápido, así mismo”, dijo, tronando los dedos.

La víctima testificó que los médicos le dirán dentro de una semana si va a tener nueve dedos en sus pies o si va a tener 10 y que había mucha gente en la escena pero que, en lugar de ayudarle, estaban tomando videos, que dijo familiares luego le dijeron subieron a las redes sociales.

Sin embargo, el abogado del acusado logró que Villarreal admitiera que la proximidad cercana con González duró solo de dos a tres minutos, que la mirada directa con el mismo fue por nada más que unos 30 segundos, y que el tiempo que lo había visto detrás del volante del carro en que andaba cuando sucedió el tiroteo, había sido de 10 segundos.

Cuatro guardias de seguridad estaban dentro del salón de corte de la juez LaVille, uno cada uno parado al lado del acusado manteniendo vigilancia, otro cerca de la mesa del fiscal y otro parado a la puerta de entrada.

Antes de la audiencia preliminar, el padre del acusado, quien le había dicho a El Informador, “Él no lo hizo, la verdad va a salir a la luz”, nos dijo “Ahí va saliendo la verdad”, a su conclusión.

También, momentos antes que se terminara la audiencia, un guardia de seguridad escoltó a una mujer de la galería, quien intentó tomar una foto en la corte. Los guardias y la familia de la víctima de inmediato se reunieron para intentar de determinar a qué familia pertenecía la mujer.

Miguel Pérez-García de 19 años, quien enfrenta un cargo por mentirle a la policía durante una investigación de crimen violento, también se presentó frente a la juez.

LaVille, quien le negó fianza a González, impuso la suma de $20,000 para Pérez-García, diciendo que se trataba de un asunto de seguridad de la comunidad.

Otro hombre, de 26 años de edad, quien también ha sido arrestado en conexión con el homicidio, ha sido detenido por violar su condición de libertad en otro caso.

El fiscal ayuda a Manuel Villarreal, quien fue herido en el tiroteo el 5 de mayo en la avenida Grandville, después de testificar en la audiencia preliminar del acusado, Andy González, el martes, 16 de mayo, en la Corte de Distrito 61 en Grand Rapids. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
: Andy González, el acusado en la muerte de D’Andre Bullis Sr. el pasado viernes, 5 de mayo, mira en dirección del fiscal durante su audiencia preliminar en la Corte de Distrito 61 en Grand Rapids, el martes, 16 de mayo. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
: La escena en la cuadra 1400 de la avenida Grandville SW, donde D’Andre Bullis Sr., un padre de dos hijos fue acribillado el viernes, 5 de mayo, en Grand Rapids. (Foto: Mary Castañeda/ El Informador)
: La escena en el salón de corte de la juez Jeanine N. LaVille en Grand Rapids, durante la audiencia preliminar de Andy González, el acusado en la muerte de D’Andre Bullis Sr., sentado en la mesa del litigante a la derecha. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
El preciso momento que Andy González, el acusado en la muerte de D’Andre Bullis Sr. entra a la Corte de Distrito 61 en Grand Rapids, el martes, 16 de mayo, para su audiencia preliminar. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales