Agente hispano del FBI quien disparó a policía de GR apareció en corte

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Rubén Manuel Hernández, de 35 años, un agente del FBI asignado a Las Vegas, Nevada, quien fue arrestado en Grand Rapids el mes pasado por dispararle a un policía, quien también es hispano, durante un incidente extraño, apareció en una corte local, el martes, 10 de enero.

Hernández, quien había estado libre bajo fianza desde lo ocurrido, llegó a la Corte de Distrito 61 solo, no acompañado de colegas ni familiares, vestido en un traje de vestir de color negro con una camisa azul y corbata azul obscura, y mirándose toda la parte de un oficial profesional.

La audiencia del agente secreto estaba citada para las 9 de la mañana y el integrante del Buró Federal de Investigaciones fue muy puntual, entrando a la galería del salón de corte de la juez Jeanine LaVille y sentándose en la banca trasera. Con su vista agachada y sus manos unidas frente a él, esperó pacientemente durante varias audiencias, pero con una mirada de preocupación sobre su cara, hasta que fue llamado para aparecer frente a la magistrada a las 9:38 a.m.

El abogado de Hernández, Larry C. Willey, le pidió una extensión a la juez para tomar más tiempo para preparar la defensa de su cliente, algo que LaVille le concedió, pero no antes de explicarle las implicaciones de la demora al agente hispano del FBI.

“¿Sr. Hernández, usted entiende que tiene el derecho a un juicio rápido, y que si pospongo la audiencia de esta mañana, esto no va a ser el caso?”, le preguntó la juez.

“Si su magistrada”, le respondió el agente Hernández.

De acuerdo con las autoridades, varias personas que se encontraban adentro de Planet Fitness, negocio de ejercicio que forma parte de Centrepointe Mall y ubicado en el 3681 de la Calle 28 SE en Grand Rapids el 6 de diciembre, al sentirse amenazadas por el agente quien gritaba cosas mientras portaba un revolver, llamaron al 9-1-1.

La policía informó que Neil Gómez, un veterano integrante del Departamento de Policía de Grand Rapids por los pasados 15 años, fue el primero en responder al incidente y que el agente del FBI le disparó tres veces, pero que nadie sufrió heridas en el incidente y que la policía local nunca regresó disparos.

Hernández, quien huyó después de dispararle a Gómez, fue arrestado pronto después en el estacionamiento de The Orbit Room, un salón de baile ubicado en el 2525 de Lake Eastbrook Boulevard y a menos de media milla de distancia del tiroteo, donde agentes de la ley también recuperaron el arma.

El video tomado por la policía la madrugada del incidente en diciembre y compartido con los medios de comunicación, muestra al agente del FBI, Hernández, boca abajo, sus piernas y brazos separados y donde se escucha diciendo, “¡Lo siento mucho, lo siento mucho!, antes de ser revisado por un agente que encuentra su placa policiaca y dice “Tiene una placa del FBI”.

El abogado del agente Hernández, quien dijo tiene un record intachable y ningunos antecedentes criminales, dijo que sufrió un episodio paranoide y que solo tiene una recolección brumosa de lo que sucedió, y que se sentía amenazado al momento que le disparó al oficial Gómez.

Hernández se encontraba en el área donde estaba conduciendo una investigación de fraude, y de acuerdo a las autoridades, visitaron a un club nocturno donde mujeres bailan semidesnudas y donde estuvieron consumiendo bebidas alcohólicas horas antes. Él ha sido ordenado por la corte a no portar armas ni consumir bebidas alcohólicas durante la investigación de su caso.

“Metió la pata”, nos dijo una mujer hispana en la corte, momentos después de la audiencia del agente hispano del FBI.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales