Antisemitismo Persecución A Los Judíos Tercera Parte

Por: Manuel Pineda

Nos habíamos quedado en el año 1543, época en que Martín Lutero había escrito su famoso folleto “Contra Los Judíos Y Sus Mentiras”, donde vimos utilizó un vocabulario muy denigrante en contra de los judíos.

En 1580 la República de las Siete Holanda o Provincias (Frisia, Groninga, Overjssel, Gueldres, Holanda, Utrecht y Zelanda), o lo que hoy conocemos como Países Bajos. Protege a los judíos que escapan a La Inquisición y en donde los argumentos de Sebastián Castellio de una libertad de culto, habían  dado frutos.

Entre 1648 y 1649 ocurre la Rebelión de Los Cosacos, estos eran nómadas  rusos, que se negaban a someterse a la burocracia polaca y los judíos se encuentran en la mitad de este enfrentamiento. Los aristócratas polacos haciendo sentir a los rusos una raza inferior y los judíos simplemente cultivando la tierra de los burgueses polacos, en el momento de La Rebelión. Las más crueles torturas fueron ingeniadas para torturar a los judíos, miles murieron de una crueldad inimaginable, ni aún los niños fueron perdonados. Aparecen históricamente recuentos sobre violaciones, asesinatos y como la gente era “lentamente” traspasada con lanzas. Se tiene un cálculo de 300.000 víctimas.

En 1654 los judíos que habían emigrado de Europa y residían en Nueva Holanda o “New Holland”, lo que hoy conocemos como Nueva York, eran asediados por quien tenía el control de la ciudad y la colonia, bajo la bandera de Holanda el holandés Peter Stuyvesant. Este hacía referencia de los judíos como una “raza repugnante”, “detestables enemigos” y “blasfemadores del nombre de Cristo”.

En 1744 los judíos son expulsados de dos de los Ducados Bohemia y Moravia, que conformaban el la Confederación Germánica como les comente en mi artículo Alemania.

En 1814 quince ciudades alemanas tuvieron fuertes disturbios, en donde los judíos exigían tener mayores libertades, entre ellas puestos públicos y poder ser profesores. En esa época solo les era permitido efectuar 12 matrimonios al año. Todo esto se presentó a raíz la Revolución Francesa y la Proclamación de los Derechos Humanos.

En 1853 Arthur de Gobineau el aristócrata francés, escritor y diplomático fue quien desarrolló la teoría racista de la “Raza Maestra Aria”. En términos generales esta teoría se refiere a una raza pura sin mezcla y Gobineau lo publicó en su ensayo “Desigualdad De Las Razas Humanas”. La conclusión a la cual llegó era que la raza era el factor más determinante de la naturaleza en la sociedad humana y que el flagelo del mestizaje sería el fin de la civilización humana. Desafortunadamente, estas ideas fueron tomadas literalmente y abusadas por el nazismo, que condujo al genocidio en contra de los judíos en la Segunda Guerra Mundial.

En 1870 el gueto de Roma es oficialmente abolido aún en contra de todo el rechazo del Papa Pío IX, quien expresaba que al darles esta libertad, abría la puerta a la solicitud de otras libertades de los derechos civiles no solo de los judíos, sino también para otras denominaciones no católicas.

En 1873 Wilheim Marr un activista socialista alemán, pública su ensayo “La Victoria Del Judaísmo Frente Al Germanismo Desde Un Punto De Vista No Confesional” (largo el títulito), que alcanzó un gran aceptación en su tiempo. Fue quien introdujo la palabra “antisemita”, utilizándola por primera vez.

En 1881 Eugen Duhring un abogado y filósofo alemán, escribe su ensaya “La Cuestión Judía Como Un Problema De Raza, Costumbre, y Cultura”, y este es un aparte de lo que dice: “El origen del sentido general y descontento, hacia la raza judía es debido a su inferioridad en todos los campos intelectuales. Los judíos demuestran una falta de espíritu científico, un débil entendimiento de la filosofía, una inhabilidad de crear en las matemáticas y hasta en la música. La fidelidad, reverencia, el respeto y todas las cosas grandes y nobles, son extrañas a  ellos.  Por esto es que esta raza es inferior y depravada… La obligación de los pueblos nórdicos es el exterminar esta raza parásita de la forma en que se exterminan a las víboras y animales de presa”.

En 1899 Houston Stewart Chamberlain nacido y criado en Gran Bretaña, hasta los catorce años, luego viviendo en Alemania, escribe “Los Fundamentos del Siglo XIX”, un libro de dos tomos muy conocido en su época y que luego fue una base importantísima en los estándares raciales de los nazis y su antisemitismo. Hitler inclusive lo catalogó como “Juan el Bautista”.

En 1903 el abogado y moje ruso Sergei Alexandrovich Nilus, pública “Los Protocolos De Los Sabios de Sión”, que detallan la supuesta conspiración judía para hacerse del control del mundo y en contra de los buenos propósitos de los zares.

En 1915 los judíos fueron transportados y agrupados en diferentes zonas inhóspitas de Rusia, donde murieron más de 100.000 a causa del hambre y frío.

Bueno esta vez no quiero tentar mi suerte, voy a parar aquí y no es que no respete el espacio que El Informador me da, pero es que hay tanto que contar y muchísimo que he dejado por fuera.

En mi última entrega de “Antisemitismo” les estaré comentando sobre este tema en la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y Gran Bretaña.

 

 

 

 

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales