Arrestado por inmigración

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Edwin Rivas, de 23 años de Grand Rapids, oriundo de Usulután, El Salvador, quien fue arrestado por ICE el pasado lunes, 31 de julio, y llevado al centro de detención en Battlecreek donde estuvo cinco días, tiene un mensaje para los indocumentados: “Si son arrestados por inmigración, no resistan y no mientan. De todas formas, los agentes traen toda la información.

El inmigrante, quien dijo entró a Estados Unidos hace cinco años, dijo que los agentes de inmigración están viendo si uno les miente.

En una entrevista, Rivas le dijo a El Informador que había sido parado hace dos meses atrás por manejar sin licencia, y que cuando fue entrevistado por oficiales de inmigración en Battlecreek, ya tenían su información la cual es cree que tomaron de cuando lo llevaron a la cárcel de Grand Rapids por manejar sin licencia.

Durante la entrevista el 7 de agosto con el hombre indocumentado en su casa, dijo que fue a las aproximadas 2:50 de la tarde que salió para ir a recoger a su esposa de su trabajo y que iba por la avenida Grandville SW cerca de la escuela elemental César E. Chávez, cuando fue detenido por unos agentes que usaban chalecos antibalas con la palabra “Police” sobre su pecho.

“Cuando les pregunté quiénes eran, me dijeron que eran de ICE”, dijo el hombre salvadoreño. “Y cuando les pregunté por qué me habían parado, me dijeron que era porque tenía una orden de detención de la corte de inmigración”, agregó.

Rivas dijo que fue puesto en un Ford Explorer, color gris con vidrios obscuros, junto con otras ocho personas y llevado a Battlecreek y que durante cinco días allí, los agentes de inmigración se portaron bien con él, quizás porque fue honesto con ellos y les dijo la verdad.

“Me quitaron mi pasaporte y tengo una cita en unos días con inmigración en Detroit”, dijo el salvadoreño.

El indocumentado dijo que, cuando los agentes de inmigración van en busca de alguien, mantienen su distancia, observan al individuo desde lejos y que cuando están solos y no ven a su familia o niños a sus lados, es cuando se les acercan para arrestarlos.

Rivas también le comentó a El Informador que cuando fue arrestado, los agentes de inmigración traían una foto de él, la misma foto que le tomó la policía cuando lo arrestaron por manejar son licencia, una de las razones por las que el joven afirma que la policía debe de estar colaborando con Ice.

Al momento, Edwin Rivas está libre después de pagar una fianza de $10,000 y ahora está a la espera comparecer frente al juez de inmigración, donde aún no sabe que será su futuro.

“Cuando me llamó para informarme que inmigración lo había detenido, le dije que no estuviera jugando”, dijo su esposa, Deylin López, quien dijo no haber creído al principio que había sido arrestado. “Luego me asusté mucho porque pensé que hasta a mí me pudieran llevar”, agregó.

 

 

 

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales