Aunque no ve, toca el acordeón para ganarse la vida

Roberto Espinoza / El Informador

(El Informador / USA).-Se trata de Lucio Buitimea Márquez, originario de la comunidad indígena de Cocorit Sonora.

“El grande del acordeón” como le llaman, nació con ceguera un 07 de agosto de 1957; aunque  su condición física no es la óptima, no ha sido una limitante para hacer lo que más le gusta, tal es el caso que desde hace más de cuatro décadas se ha convertido en un músico muy especial y se ha robado el cariño de la gente.

Además de su ceguera y las dolencias en el cuerpo, a veces lo privan de salir de su casa para buscar el sustento para él y su familia.

Don Lucio desde 1985 está anclado a las afueras de la plaza Tutuli, un lugar que adoptó como su escenario predilecto para alegrar con sus tonos a las personas que a diario se dan cita en la plaza comercial más importante de la localidad cajemense.

El mexicano comentó que para llegar al lugar citado, le tiene que pagar $ 240 pesos diarios a un taxista, dinero que a veces no saca durante el día y se tiene que regresar en camión o conseguir un aventón con sus compañeros.

Después de pedir un apoyo para una despensa, un dinerito, o un acordeón, don Lucio comentó para las cámaras de El Informador que lo pueden encontrar lunes, sábado, y domingo, todo el día en la plaza Tutuli de Ciudad Obregón, Sonora; México.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales