Autoridades aún no saben cómo murió Ana Carrillo

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Un oficial de la Oficina Forense del Condado de Kent le dijo a El Informador el jueves, 16 de noviembre, que hasta la fecha no se sabe cómo murió Ana Carrillo, la madre mexicana de tres hijos quien desapreció el 3 de septiembre de la ciudad de Wyoming y cuyo cuerpo fue encontrado por las autoridades el pasado jueves, 9 de noviembre.

“Está pendiente debido a la investigación”, fue la respuesta del oficial, cuando le preguntamos sobre los resultados que había demostrado la autopsia que se condujo de la mujer el pasado viernes, 10 de noviembre. “Todavía no han determinado la causa de la muerte”, agregó.

El Informador fue el primer medio de comunicación hispano que cubrió esta noticia y fue el primero en hablar con la familia (hermanas, primos, madre, etc.) el día después que desapareciera en rumbo a la casa de su ex novio y padre de sus tres hijos, cuando más de 150 personas se reunieron en la esquina de la avenida Clyde Park SW y la calle Bellevue SE, para organizar equipos de búsqueda para dar con la desaparición de Ana en aquel entonces.

Nuestros reporteros también estuvieron presente cuando se le hizo una vigilia a la misma el 5 de septiembre cerca del lugar donde la policía encontró el auto abandonado de Carrillo, pero, como dijo en aquella ocasión su primo Rubén Martínez, no fue para recordar a una persona difunta sino para informarle a la comunidad sobre su desaparición y para pedirles su apoyo.

El Informador también acompañó a la familia al Condado de Newaygo el 12 de septiembre, donde, por unas cinco horas, tres decenas de familiares, amistades y conocidos recorrieron los, ríos y campamentos del Bosque Nacional Manistee, a unas 70 millas norte de Wyoming, en un área cerca de donde viven unas tías de su ex novio, Andrew Hudson, quien es acusado de su muerte, con el fin de encontrar el cuerpo de Ana en aquel entonces.

Carrillo tenía 35 años de edad, y sus familiares nos dijeron que esa mañana la mujer y Hudson habían discutido por teléfono porque el hombre le había dicho que fuera a su casa a recoger los niños de inmediato, o que se los iba a llevar a la casa de su madre, que vive millas lejanas.

Su compañera de casa nos dijo que la hispana salió corriendo y que le dijo que regresaría en 20 minutos pero que nunca regresó a la casa.

Este reportero llamó al fiscal del Condado de Kent, Chris Becker, el jueves, 16 por la mañana, y le preguntamos que si ahora con el cuerpo de la desaparecida, la fiscalía tendría un mejor caso en contra del acusado.

“No, de todos modos, ya teníamos un buen caso”, dijo Becker. Cuando le preguntamos si podía revelar algo sobre su muerte, solo dijo, “No puedo hablar”.

Parece ser que este es el protocolo por el momento entre las autoridades, ya que después de hacerle una llamada a la capitana Kim Koster, del Departamento de Seguridad Pública de la Ciudad de Wyoming, nos envió el siguiente párrafo:

“El recubrimiento de los restos de Ana Carrillo permanece un desarrollo crítico en la continua investigación sobre su muerte, así que habrá muy pocos detalles, dado lo concerniente a las circunstancias sobre el descubrimiento”.

Hicimos varias llamadas a Martínez durante la semana y le mandamos un mensaje de texto el jueves por la mañana. Martínez ha sido el portavoz para la familia durante la desaparición como cuando su cuerpo fue hallado, pero al cierre de esta edición, aún no nos había respondido.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales