Cambio en sistema electoral en Iowa excluiría a minorías, según oponentes


Denver (CO), 2 mar (ELINFORMADORUSA/EFEUSA).- La presentación de un proyecto de ley para modernizar el sistema electoral de Iowa y evitar fraude al votar, que establece un nuevo sistema de identificación y de verificación de firmas, podría perjudicar a votantes de grupos minoritarios, ancianos y de bajos recursos, según quienes se oponen a la medida incluyendo a supervisores de elecciones.
El proyecto de ley, que tiene versiones distintas pero similares en ambas cámaras de la legislatura de Iowa, ha recibido el respaldo unánime de los republicanos, en control del Senado y de la Cámara de Representantes, y la oposición de los legisladores demócratas y de la filial local de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).
La medida, conocida como Ley de Modernización e Integridad de las Elecciones, y la versión del senado local resultó aprobada hoy en un subcomité de estudio, por lo que pasará ahora al Comité de Gobierno estatal para su aprobación.
Por su parte, un comité de la cámara baja aprobó este martes tras un largo debate su versión de la iniciativa, que el próximo viernes será debatida en pleno por la cámara.
En su presentación de hoy ante el comité senatorial, la subsecretaria de estado de Iowa, Carol Olson, dijo que esta ley permitirá que todas las votaciones en Iowa, en cada uno de los precintos, se realicen electrónicamente.
Además, los votantes ya empadronados que, por el motivo que fuere carecen de licencias de conducir, pasaporte u otros documentos de identidad, así como todos los nuevos votantes, deberán completar un “tarjeta de identificación de votantes” si quieren participar de los comicios.
El doble requisito de exigir el uso de tecnología digital y de verificar las firmas de los votantes llevó a que la Asociación de Auditores del Estado de Iowa (ISACA), a cargo de monitorear las elecciones, se opusiese al proyecto.
En declaraciones preparadas, la presidente de ISACA, Rhonda Deters, explicó que la principal preocupación es “cómo se va a implementar la nueva tecnología”.
Por su parte, durante el debate de este martes, la representante estatal, la demócrata Vicki Lensing, afirmó que la nueva ley implica tantos cambios que “complicará la emisión del voto y excluirá a los ancianos, a las minorías y a las personas discapacitadas”.
Además, dijo la legisladora, la nueva ley resulta innecesaria porque el fraude electoral es poco común en Iowa (es el segundo estado con menos fraude de votos en el país) y podría alejar al estado de su puesto privilegiado (séptimo) en cuanto a porcentaje de votantes inscritos y de participación en los comicios.
A pesar de las oposiciones, los republicanos cuentan con los votos necesarios para que el proyecto se convierta en ley, algo que vería con beneplácito el 69 % de los votantes del estado, según una reciente encuesta.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales