Caravana de… ¿problemas?

Editorial por Luis Molina

En los pasados días hemos difundido una gran cantidad de noticias relacionadas con la caravana de migrantes que se ha congregado en diferentes ciudades colindantes con la frontera sur con Estados Unidos.

En las transmisiones realizadas por colaboradores de El Informador es común escuchar gritos como: “¡Fuera Hondureños, aquí no los queremos!”, “¡Están invadiendo el territorio mexicano!”, “¡Ya no les ayuden!”. Incluso en Tijuana a través de redes sociales se convocó a los habitantes a participar en una marcha anti-inmigrantes. A pesar de que la policía antimotines estuvo presente hubo momentos de tensión en que se empujaron y lanzaron botellas de agua.

Algunos migrantes afirmaron que ellos vienen en son de paz huyendo de la violencia que golpea sus países de origen. Sin embargo, hay una buena cantidad de videos que evidencian destrozos, acumulación excesiva de basura e incluso productos que les brindaron mexicanos tirados en la calle por algunos integrantes de la caravana de migrantes.

Este tipo de acciones han repercutido en las reacciones de los mexicanos y ha causado un gran malestar entre los residentes de las ciudades en donde hay aglomeraciones de inmigrantes en busca del sueño americano. Con esto resaltamos que no estamos englobando a todos los integrantes de las diferentes caravanas.

Sabemos que algunos vienen con buenas intenciones y procuran respetar los reglamentos de cada lugar en donde pasan. Pero hay un grupo de personas que no reflejan ni un grado mínimo de respeto por la buena acogida que han recibido por parte del pueblo mexicano. Algunos incluso hasta han amenazado a los mexicanos diciendo que los van a acribillar”.

Por si fuera poco en los últimos días, el video de una migrante hondureña quejándose de la comida que les dieron se ha vuelto viral.

“La comida que están dando aquí (está) fatal. Mira lo que están dando: puros frijoles molidos, como si le estuvieran dando de comer a los chanchos. Y ni modo, hay que comernos esa comida porque si no, nos morimos de hambre”, indicó la indignada mujer.

Eso ha irritado incluso a algunos que antes apoyaban a los migrantes. Por lo que estos videos han marcado un antes y un después en la forma en que los migrantes son percibidos en México.

En caso de seguir con ese tipo de actitudes por parte de algunos miembros de las caravanas sus sueños de ser acogidos por el gobierno de Donald Trump sin duda se irán por la coladera.

A veces se les olvida una regla fundamental de la física: “Toda acción tiene una reacción”.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales