¿Cargamos sólo Gasolina?

Por Edgar Castro / El Informador

Cuando cargamos gasolina a nuestro automóvil, podríamos estar cargando más que combustible. Existe la posibilidad de estar incorporando bacterias directamente a nuestro organismo. Recordemos que antes de que nosotros lleguemos a una estación de servicio, cientos e incluso miles de personas ya cargaron combustible antes.

Pensemos por un momento en los diferentes hábitos de higiene que tiene cada individuo que visita una gasolinera. No podemos saber quién sí se lavó las manos y quién no. Por lo tanto la cantidad de microbios que están presentes en las bombas de gasolina es impresionante.

Diversos estudios señalan que en los botones, los dispensadores de gasolina, el área para pagar con tarjeta e incluso nuestras manos son donde se presenta una mayor concentración de bacterias. De acuerdo a investigaciones realizadas por Kimberly Clark el mango de los surtidores en las estaciones de servicio es uno de los lugares más sucios que pueden tocarse.

Además, arrojó que los surtidores de gasolina están contaminados con 11 mil veces más de gérmenes que la taza de un retrete.

Una buena medida para evitar contraer infecciones por bacterias es usar guantes de plástico al cargar combustible. Seamos conscientes de que la mayoría de las veces andamos con el tiempo contado y no reparamos en lavarnos las manos después de cargar combustible. Esto es de vital importancia, ya que muchos tienen por costumbre comer en el automóvil. Piense en el coctel de gérmenes que ingresamos a nuestro organismo si comemos después de cargar combustible y no nos lavamos las manos.

Es de resaltar que muchos de los tipos de bacterias y microbios que se encuentran en las gasolineras están asociados con el desarrollo de enfermedades como la gripe, neumonía, problemas renales y graves infecciones intestinales.

Tengamos en cuenta que los líquidos desinfectantes para manos no evitan las infecciones transmitidas por virus. Por ello, si no queremos ser víctimas de las enfermedades relacionadas con los gérmenes, presentes en las estaciones de servicio tomemos medidas más severas.

Lo ideal es usar guantes cuando carguemos gasolina, lavarse bien las manos después de repostar y evitar comer o tocarnos la cara cuando estemos conduciendo ya que el volante de nuestro auto también contiene una gran cantidad de bacterias.

Cuidemos nuestra salud y la de nuestros seres queridos.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales