Carta al editor

Carta al editor

Querido editor de El Informador,

Mediante esta carta quiero expresarle algo que nunca se lo he dicho. Debo admitir que al principio que salió su periódico, mi primera impresión fue “uno más del montón” que durará unos pocos meses y después desaparecerá.

Es por eso que al principio ni siquiera me tomé el tiempo de leerlo, sin embargo, debo admitir que, a medida que pasaban las semanas empecé a levantar su periódico, el cual en un principio me recuerdo que se publicaba cada 15 días.

Hoy día su medio de comunicación ha sobrepasado barreras. Podríamos decir que estas son las burlas, la envidia, las críticas buenas y malas, y han logrado posicionar a El Informador a un nivel que yo nunca creí que llegarían.

Hoy día soy un fiel seguidor de un periódico que, de veras tal como dice su eslogan, un periódico que “informa la verdad”. Cada viernes por la mañana mi primera salida de mi casa es ir y recoger la edición impresa para después venir y sentarme en mi casa y disfrutar de los buenos y excelentes reportajes que nos traen cada semana.

Estoy seguro de que, no solamente yo me doy cuenta cómo es que ustedes se han posicionado como el periódico más leído, tanto impreso como digital. Y si hablamos de las redes sociales, mi consejo para ustedes es que ni miren hacia atrás, van millas adelante de cualquier otro medio hispano y los felicito por ello.

Felicidades por su manera de informarnos cada día y cada semana. Es admirable el equipo de trabajo que han formado todos ustedes, muy profesionales. Sigan adelante, los números no mienten; la gente los prefiere, los clientes los buscan, y la comunidad habla muy bien de ustedes.

Admiro mucho al editor, Luis Molina, por su sagacidad y capacidad en cómo ha manejado muchas situaciones. Detrás del cerebro de este hombre hay mucha capacidad e inteligencia que muchas veces no se adquieren en una escuela. La manera en cómo ha manejado las críticas y la envidia nos deja ver la capacidad que tiene.

De todo corazón le mando un fuerte abrazo a Luis Molina y a todo el equipo de trabajo. Felicidades y sigan adelante que El Informador llegó para quedarse.

Atentamente,

Pablo Ortega.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales