Casos de hispanos dominaron las noticias en West MI en 2017

Por Joel Morales

El Informador

OESTE DE MICHIGAN

joel@elinformadorusa.com

Nunca en memoria reciente se había visto tantos casos de hispanos en las cortes del Oeste de Michigan como los vistos en el 2017.

Hubo casos de homicidio, de intentos de homicidio, accidentes fatales, de deportaciones entre otros, que llamaron la atención de los medios locales, estatales y nacionales como el de Raúl Pérez de 44 años de edad, de Wyoming, quien en agosto fue hallado culpable de haber matado a Karla Guadalupe Magaña de 31 años, una madre de cinco hijos.

Lo incomprensible de este caso fue que el hombre mexicano había sido deportado dos veces anteriormente a México. Luego, después de regresar ilegalmente al país, fue detenido por la policía por manejar ebrio, pero las autoridades nunca se dieron cuenta de su historial, lo dejaron ir libre y dos días después estranguló a la mujer mexicana porque ella quería estar libre para salir con otros hombres.

Otro caso que dio mucho de qué hablar fue el de Alex Torrez, de 16 años de edad, quien, al ser perseguido por la policía estatal a velocidades de más de 100 millas por hora, se pasó el semáforo rojo en la intersección de la Calle 56 y la avenida Broadmoor en la ciudad de Kentwood, matando a su propio primo, David Torrez, de 15 años y a Tara Oskam, una estudiante de la universidad Calvin en la ciudad de Grand Rapids.

Reporteros de El Informador también estuvieron en la escena de los arrestos de cuatro hombres mexicanos por agentes de ICE el 17 de septiembre en la Calle 48 SE, al este de la avenida S. Division, entre ellos Alfredo Durán, de 38 años, quien después de haber pasado seis semanas en una prisión federal en Ohio, fue reunido con su esposa e hijos el 27 de octubre.

“Fue una experiencia mala y triste que no se la deseo a nadie”, le dijo Durán a El Informador durante una entrevista exclusiva el 29 de octubre, mientras rodeado de su esposa, Herlinda Rivera, y sus hijos. “Estuve encerrado en una celda pequeña para dos personas con solo un excusado y en una prisión con personas violentas”, agregó.

El inmigrante llevaba 21 años en el país y su único contacto con la policía había sido hace 16 años atrás, cuando había sido detenido por conducir sin licencia. Pudimos ver a una media docena de vehículos de ICE no marcados descender sobre la casa, arrestando al mexicano frente a su familia.

Fue una escena desgarradora y dolorosa, en la que los niños del hombre lloraban incontrolablemente, donde se consolaban los unos a los otros y donde solo estuvo presente este medio de comunicación para atestiguar lo ocurrido.

Al igual, El Informador fue el único medio de comunicación en español en la escena cuando la policía le disparó e hirió al joven Víctor Adolfo González, de 20 años de edad, el 11 de marzo en la esquina de la calle Bridge NW y la avenida Seward NW. Dos días antes él había apuñalado a una mujer en la tienda Meijer con intenciones de robarla, luego golpeó a un cliente de la misma con un martillo, quien se había detenido para darle auxilio.

El Informador habló con familiares de González en la escena, quien dijo que era un niño bueno, pero luego se supo que cuando la policía había intentado arrestarlo, el joven había intentado agredir a algunos de los agentes de la ley.

Fue un año pesado para los hispanos del Oeste de Michigan, tanto en forma de víctimas como de acusados y sentenciados, y parece que el año 2018 está empezando como terminó el anterior.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales