Comunidad respondió a llamada para ayudar a enfermo

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

En una muestra de solidaridad, unidad y compasión humanitaria, decenas de personas llegaron al Desayuno Loco, ubicado en el 244 de la Calle 28 SW en Wyoming, el pasado viernes, 5 de enero, para apoyar a Ubaldo Torres de 26 años de edad, de Grand Rapids y originario de Mezquital, Durango, México, quien está en una batalla contra el cáncer.

Una docena de propietarios de restaurantes, medios de comunicación y el público, llegó al evento benéfico para el hombre mexicano, comprando comida y dejando sus donativos, todo para ayudar a Torres, a su esposa Aurora Caldera Soto y sus cuatro hijos, en donde se recaudó $1,655 sin contar lo que se depositó en una caja para donaciones.

“Fue en junio del año pasado que, al sentirse mal, fue al hospital donde después de hacerle unos estudios y análisis, le detectaron el cáncer”, dijo Caldera Soto. “Muchas gracias por apoyar, sobre todo a los que lo conocen, y que han ayudado mucho a mi esposo. Me siento bien ver a toda la gente aquí, y me dan esperanzas que se pueda hacer algo por mi esposo”, agregó.

También nos dijo que, por ahora, unas personas están cuidando a su esposo en otra casa, ya que no pueden estar viviendo en el mismo lugar debido a los peligros que corre si contrae alguna enfermedad. También dijo que como su esposo no ha trabajado desde que fue diagnosticado con el cáncer, están muy necesitados, entre las cosas que necesitan están, comida, jabón, artículos para la casa y pañales.

Dijo que recientemente, su esposo tuvo un trasplante de la médula ósea, tratamiento médico que se le hace a ciertos enfermos, para reemplazar las células madre defectuosas de la médula ósea.

María Torres, de Wyoming, quien asistió al evento, dijo que, desde que se enteró de la enfermedad del mexicano, lo ha apoyado, entre las cosas con las que ha podido ayudar es, llevándole comida a su casa.

Rafael Pérez Vargas, quien llegó con su esposa, Ana Laura Chavira, su hija Guadalupe Cortes Chavira, de 10 años de edad y su hijo, José Antonio Pérez de 1 año, dijo que, al escuchar de la actividad para recaudar fondos para Torres, quiso asistir para apoyarlo.

“Es muy importante ayudar, con eso le digo todo”, dijo el hombre mexicano, su esposa agregando, “Vengo para apoyar a la señora que tiene a su gente mal”.

Laura Torres, de Grand Rapids y originaria de San Luis de la Paz, Guanajuato, (ningún parentesco con el enfermo), quien también hizo presencia con sus hijos, Lester Bryan y Daphine Domínguez, dijo que nadie es apto de salvarse del cáncer y que al rato podría ser ella u otra persona, entonces la realidad es que hay que apoyar a las personas que necesitan la ayuda.

De su parte, los propietarios de Tacos El Cuñado en la calle Bridge en Grand Rapids y de Tamales Mary en Wyoming, Humberto Álvarez y María de la Luz Martínez, dijeron que se les hizo muy buena la idea que se le ocurrió a la señora Idalia Tinoco, propietaria de Desayuno Loco, de hacerle un llamado a todos los negocios hispanos del área para realizar una obra de caridad y ayudar a Torres, quien lleva meses lidiando con el c

áncer, y que por eso, respondieron y quisieron estar presentes para ayudar.

“La unidad es lo que hace el cambio”, dijo su esposa, María de la Luz Martínez. “Ahorita estamos por él, a lo mejor el día de mañana por alguno de nosotros. Nadie está seguro en esta vida así que aquí estamos apoyando y siempre vamos a ayudar cuando podamos y cuando nos necesiten, no importa lo que sea o para quien sea, siempre estaremos aquí”, dijo la comerciante.

Entre otras cosas, los asistentes compraron menudo, pozole, tacos de carne asada, tamales, platillos de comida con carne de puerco, guisado de arroz y frijoles y pollo en salsa verde, rebanadas de pastel de chocolate, pan de rosca, refrescos y botanas.

“Cada fin de semana salimos a comer, así que h

oy sabemos que estamos comiendo y donando también”, dijo Yareli Rodríguez, de Grand Rapids, quien asistió con sus hijos, Eileen y Anthony Juárez.

La esposa del enfermo le dijo a El Informador que la enfermedad le ocasiona náuseas y que no puede comer muy bien, ni trabajar, ni manejar.

Mientras entrevistamos a la mujer durante el evento, una de sus niñas miraba la foto de su padre en una tableta y muy emocionada decía, “¡Papi ven, acércate!”, “¿Papi?”, llamándolo, pero no sabiendo que el enfermo no la escuchaba.

“Primero quiero dar mil, mil gracias por todo el apoyo que hubo, siempre he tenido la confianza en Dios y en el buen corazón de las personas”, dijo Tinoco. “Sé que la comunidad hispana siempre está unida, que siempre nos unimos en causas como estas, y no tenía por qué ser menos en el día de hoy”, agregó.

Dijo que el siguiente evento para el enfermo se llevará a cabo este sábado, 13 de enero, de 4 a 9pm para las personas que no pudieron estar y apoyar la actividad del pasado viernes. Añadió que se servirán pupusas, pozole y tamales, entre otras cosas.

Si usted tiene alguna pregunta sobre la actividad, desea cooperar o donar algo para el evento, favor de llamar al (616) 318-0091.

NOTA: El próximo día (sábado, 6 de enero), la condición de Torres empeoró y fue llevado al hospital, pero al cierre de esta edición, ya había sido dado de alta y se encontraba en su casa.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales