Divorcio un impacto tremendo para los hijos

Opinión: casa editorial el informador

En esta edición el tema a tratar será el delicado y controversial tema de los divorcios y el impacto que tiene sobre todo en los menos culpables, los hijos.

Es necesario abordar primero y desmembrar los motivos y las razones por las cuales llevan a las parejas a tomar la decisión de separarse, y es que para ser sinceros cada cabeza es un mundo y la decisión dependerá de cómo se aborde ya sea con madurez o sin ella.

Actualmente las cifras del divorcio en EUA son muy altas las cuales están por encima del 40% de su población adulta. Es un fenómeno que se está dando y aumenta cada vez más.

Dar la estadística del porcentaje de divorcios o fracasos matrimoniales por encima de matrimonios es algo alarmante.

Y es que detrás de los problema, las peleas, las infidelidades, los roces familiares hay algo más importante y son los hijos, pequeñas personitas que ven analizan y sobre todo sienten lo que en su entorno está sucediendo.

Lamentablemente a la hora de estudiar los efectos que tiene el divorcio en los hijos es difícil determinar si es el divorcio mismo el que los afecta o es la serie de factores que acompañan muy frecuentemente a la separación de las parejas.

Lo único seguro es que este proceso entre padre y madre curará meramente una situación de vulnerabilidad en los niños.

Un “hijo del divorcio” es un niño aparentemente normal que podría esconder detrás de si todas esas vulnerabilidades que tarde o temprano se verán reflejas en trastornos psicológicos como violencia, falta de socialización en su escuela, problemas de aprendizaje y demás.

Entonces, ¿cómo se debe abordar la problemática?.  Aquí lo único importante y que se debe enfatizar es que ante una decisión como lo es el divorcio ambas partes deben de jugar un rol fundamental  de personas maduras y sensatas evitando, como es común, las peleas, los insultos, las amenazas y sobre todo evitar tratar a los hijos como un instrumento de chantaje a la pareja. Si aman a los hijos será su deber, aunque estén separados, el velar por su bienestar y felicidad con el beneficio único y exclusivo de ellos que más que nunca los habrán de necesitar.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales