Dos conocidos activistas proiinmigración de Colorado podrían ser deportados

Denver (CO), 12 mar (ELINFORMADORUSA/EFEUSA).- La indocumentada mexicana Jeanette Vizguerra, considerada por la revista Time una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2017, y su compatriota Arturo Hernández García, primer inmigrante en pedir “santuario” en Colorado, podrían ser deportados esta semana, indicaron hoy grupos proinmigrantes.
De acuerdo con el Movimiento Santuario de Colorado, Hernández sería deportado este miércoles, mientras la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés) dijo que a Vizguerra la deportarían el viernes.
“Jeanette comenzó a luchar para evitar esa deportación desde 2009 e incluso buscó refugio en una iglesia de Denver para no exponer a su familia a los peligros del Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE) y a los abusos de la maquinaria de deportación contra la que combate desde hace décadas”, dijo a Efe Cristian Solano, portavoz de CIRC.
“Vizguerra una vez más necesita el respaldo de la comunidad”, agregó Solano en referencia a una marcha a realizarse este viernes en Denver, en un lugar aún no revelado “por razones de seguridad”.
La mexicana llegó a Estados Unidos sin la documentación adecuada en 1997. Luego, en 2009, inició los trámites para regularizar su situación, pero en 2011 fue detenida por conducir sin licencia e investigada por haber usado aparentemente información falsa al completar una solicitud de trabajo.
En 2012, viajó a México para participar del funeral de su madre y, al regresar sin documentos a Estados Unidos, fue arrestada y puesta a disposición de las autoridades federales de Inmigración. Luego quedó libre y regresó a Denver, donde aún vive con tres hijos menores nacidos en EEUU.
En 2013, Vizguerra comenzó a gestionar una visa U como “sobreviviente de un crimen violento”, del que no se dieron detalles. En aquel momento, su abogado había solicitado un procesamiento acelerado de ese pedido, pero seis años después “la audiencia con el juez nunca sucedió”.
Según el comunicado de CIRC, hasta el momento no existía “una orden final de deportación” de Vizguerra, ya que se suponía que continuaba vigente la orden de postergar la deportación emitida en agosto de 2015 por el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos.
Pero ahora, dice el documento de CIRC, “con un tiempo mínimo de solamente un par de días, Jeanette Vizguerra se encuentra nuevamente con el riesgo de ser deportada y separada de su familia”.
Por otra parte, Jennifer Piper, portavoz del Movimiento Santuario, indicó que este miércoles Hernández García se presentará en las oficinas de ICE en Denver “con la esperanza de que se postergue su deportación”.
Hernández García, el primer inmigrante que solicitó amparo en una iglesia de Colorado, había sido detenido por ICE en su lugar de trabajo en abril de 2017 por haberse quedado en Estados Unidos, a donde llegó en 1999, más allá del tiempo estipulado en su visa.
Quedó en libertad tras gestiones del Senador Michael Bennet y del Congresista Ed Perlmuter, ambos demócratas.
Los abogados de Hernández García, indicó Piper, intentarán postergar la deportación del mexicano para permitir que su esposa tenga tiempo de recibir su ciudadanía, para luego reclamar la de él. “La razón por la cual llegamos legalmente a Estados Unidos hace décadas es para asegurarnos que nuestras hijas pudieran tener una educación y que tendríamos más recursos para proveerles”, declaró el mexicano a Efe.
“Espero estar junto a mis hijas (Mariana y Andrea) cuando lleguen a ser adultas”, indicó.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales