El internet de las cosas


Últimamente se ha visto un movimiento rápido en el mercado de dispositivos que se conectan al internet, este movimiento se ha venido formando por muchos años gracias a que los electrónicos cada vez se pueden hacer más y más pequeños. El movimiento se vio muy fuerte con los teléfonos inteligentes, luego siguieron con las tabletas, luego los relojes inteligentes, y ahora incluye su lavadora y refrigeradora. Estamos en una era de transición en que las personas eran las que se conectaban al internet, a una era en la cual todo y todos están conectados, esta es la era de “el internet de las cosas”. Internet of Things en inglés.

Mientras la tecnología avanza más, más cosas se vuelven inteligentes. Este término en realidad quiere decir que se conectan al internet. Se estima que hay alrededor de 25 millones de dispositivos conectados, y se espera que este número alcance los 50 millones antes del 2020. En los Estados Unidos se cree que el 67% de los hogares tiene entre 1 y 5 dispositivos conectados alinternet. Y también se cree que más del 20% de hogares usa ‘apps’ para acceder y controlar dispositivos en la casa.

Tal vez está pensando que solamente tiene su teléfono que es inteligente, o puede que, además tenga un reloj de Samsung o Apple, y eso fue lo que pensé yo mismo; luego me acordé que hace poco cambiaron el medidor de electricidad en mi residencia, y lo convirtieron en un medidor inteligente. Si pone atención a los anuncios de carros se dará cuenta que la mayoría de vehículos ahora vienen con un ‘app’ para controlarlos y recibir información. Otros dispositivos que han salido al mercado de forma inteligente son los monitores de bebés, los timbres en las casas, los refrigeradores, los bombillos, y termostatos.

Lastimosamente creo que esta tecnología se ha movido muy rápidamente, y los desarrolladores no se han prestado el tiempo necesario para el desarrollo en la protección y seguridad necesaria para estos dispositivos. La otra cara de la moneda de esta tecnología es la información que se requiere del usuario, y la falta de reglas para gobernar cómo resguardar la seguridad cibernética de los mismos. En las conferencias de seguridad se habla mucho de esto, y se han presentado ejemplos que hacen necesario que el usuario se ponga a reflexionar en los problemas que esta tecnología acarrea.

Un ejemplo de estos problemas fue dado usando uno de los nuevos vehículos Jeep, el cual se conecta a la nube para poder ser controlado y mandar información al dueño y a la compañía; en la demostración se vio como un hacker podría acceder al control del vehículo y activar ya sea los frenos, hacer cambios a la computadora del motor, o posiblemente controlar el volante. Este es un ejemplo extremo, pero más sin embargo es posible. Además, hemos visto la creación y propagación de virus en televisoras inteligentes. Pero aun el mayor problema con esta tecnología en la cantidad de información que es coleccionada por estas ‘apps’,

el almacenamiento y quién tiene acceso a ella. Con toda esta información, ¿cómo es entonces que podemos mantener nuestra información segura?, o por lo menos, ¿cómo podemos tratar? Para empezar, debemos entender cómo mantener nuestros dispositivos actualizados y asegurarnos de cambiar y tener una buena contraseña.

Mantener el teléfono y ‘apps’ actualizados. Prestar atención al “router” de la casa, ya que este es el puente entre sus dispositivos y el internet; manteniéndolo actualizado, con una buena contraseña de configuración y con una buena contraseña para la señal WIFI. Revisando las ‘apps’ y entendiendo la información que está coleccionando sobre usted, sus dispositivos y su familia;

identificando quién tendrá acceso a la información y dónde es resguardada. La próxima vez que quiera adoptar un dispositivo nuevo asegúrese de hacer su propia investigación sobre la experiencia que otros usuarios han tenido, y poner atención a los términos y condiciones de uso. Si usted tiene una pregunta sobre las computadoras, teléfonos inteligentes, las redes o programas de software, puede enviar un correo electrónico a José Luis al jose@mytechgr.com.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales