Estafadores haciéndose pasar por familia

Marta Lorena Flores Aguilera de Grand Rapids y oriunda de El Salvador, quien dijo que fue estafada por una persona que la llamó por teléfono del extranjero, haciéndose pasar como un miembro de la familia, y quien le advierte al público sobre este fraude. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Marta Lorena Flores Aguilera de Grand Rapids y oriunda de Departamento La Unión, El Salvador, quiere alertar al público de personas que están llamando del extranjero haciéndose pasar como familiares para sacarles dinero.

La Sra. Flores le dijo a El Informador el martes, 25 de julio, que recibió una llamada telefónica el pasado sábado, 22 de julio, de una persona que pudo engañarla, diciéndole que era de la familia.

“¿Tía cómo estás? Soy yo”, dijo la Sra. Flores que le dijo el hombre.

Dijo que al preguntarle quien era, le respondió: “La familia que has dejado regada. ¿No te acuerdas?”

La Sra. Flores dijo que, con esas palabras, se alegró que uno de sus familiares estuviera llamándola después de tanto tiempo.

Una vez más dijo que le preguntó su nombre y que la persona le respondió: “Has memoria para recordar los nombres de los familiares, y cuando ella había dicho varios, y después el nombre Carlos, le dijo esa persona soy yo”.

La Sra. Flores dijo que el hombre luego le contó que había llegado a Estados Unidos bajo un permiso de trabajo con una compañía y que se encontraba en Indiana, pero que había tenido un accidente con su vehículo y pidiéndole que le enviara $500 para componerlo.

Dijo que de inmediato se los mandó, pensando que pronto llegaría a su casa un integrante de su familia de El Salvador a visitarla. Dijo que varias horas después, volvió a llamar y pedir por otros $1,000, con el cuento de que era para arreglar con la otra conductora y para no involucrar a la policía. La Señora Flores dijo que también le mandó los $1,000.

El próximo día, domingo, 23 de julio, la Sra. Flores dijo que el hombre una vez más le llamó y le preguntó si podía mandar otros $1,500, los cuales le dijo que no tenía.

“Yo tenía ese dinero guardado para el abogado de mi hijo, que en septiembre tiene una cita con inmigración en Chicago, Illinois, donde se va a decidir si se va a poder quedar en el país o si tendrá que salir”, nos dijo la Sra. Flores. “Me la paso llorando todos los días, porque me tomó mucho tiempo para ahorrar ese dinero que he trabajado mucho y ahora no sé lo que voy a hacer”, agregó.

La Sra. Flores dijo que quiso compartir su desagradable experiencia con la comunidad hispana para que no vayan a caer en el mismo engaño. Dijo que las personas solo son extorsionistas llamando por teléfono y diciendo que son de la familia y no lo son.

“Asegúrense con quien están hablando”, dijo la Sra. Flores y luego agregó lo siguiente: “Tengan cuidado si la persona llama de un número desconocido, si no le llaman por su nombre, si no mencionan a la familia y si están pidiendo dinero”.

Dijo que cuando el hombre no volvió a llamar ni llegó a su casa como dijo haría, llamó al número pero que nadie le contestó.

“Mandé un mensaje de texto preguntando qué había pasado, que lo estaba esperando y que, si no era de la familia que me regresara el dinero”, dijo la Sra. Flores. “Me contestó que yo estaba en el país de los sueños y que Dios me lo iba a multiplicar”, concluyó.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales