Fiscalía y Centro Hispano colaboran para reducir temores

Melinda Aviles, derecha, gerente de casos de clientes en el Centro Hispano del Oeste de Michigan, mientras hablaba sobre el objetivo de la nueva colaboración entre la Oficina Fiscalía del Condado de Kent y el Centro Hispano, el miércoles 16 de agosto. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Con motivo de proveerle a los hispanos más acceso al sistema judicial, como apoyar a las personas indecisas de ir a la corte, el Centro Hispano del Oeste de Michigan le ha abierto espacio a la Oficina Fiscalía del Condado de Kent para que víctimas de crímenes y otros, que tienen miedo de reportar los daños o acercarse al tribunal, puedan sentirse más libres para hacerlo.

Durante una rueda de prensa en el salón de conferencia del Centro Hispano el miércoles 16 de agosto, donde solo se presentó el noticiero WZZM 13 y El Informador, Roberto Torres, director ejecutivo del Centro Hispano, dijo que fue a partir de noviembre del año pasado que el Departamento de Salud y Servicios Humanos le hicieron saber, que habían visto una reducción en llamadas de la comunidad latina, por el temor de ir a reclamar sus servicios.

“También empezamos a recibir llamadas de la Clínica Santa María, el hospital Mercy y muchos más, sobre la respuesta muy baja de la población hispana, por temor de acudir a los mismos para recibir la atención médica”, dijo Torres. “Mucho de ese miedo tuvo que ver con la interacción (cara a cara) con las instituciones. Este programa va a servir para ayudar a estas personas, que tienen miedo entrar a un edificio en el centro comercial o a una institución del gobierno”, agregó.

Melinda Aviles, gerente de los casos de los clientes de los programas de violencia doméstica y víctimas de crímenes, dijo que mucha gente tiene miedo tener que ir al tribunal y luego pasar por un detector de metales.

“El poder ver a estas personas antes de sus cita en la corte, les va a ayudar mucho”, dijo Aviles. “Nuestros clientes están muy emocionados con este nuevo servicio”, agregó.

De su parte, Noemy Aguilar, de la Unidad de Víctimas y Testigos con oficinas en el quinto piso del edificio de justicia ubicado en el 180 de la avenida Ottawa NW en Grand Rapids, dijo que la colaboración entre la oficina fiscalía y el centro hispano, es una manera excelente para cerrar la brecha entre los latinos y el sistema judicial.

A partir de este viernes 18 de agosto, Aguilar y Briana Krepps, quienes abogan para las víctimas de crímenes, estará disponibles de 1pm a 5pm en el Centro Hispano ubicado en el 1204 de la avenida Grandville SW en Grand Rapids, para proveer información sobre los derechos de las personas que han sido víctimas de un crimen, los procedimientos en la corte, y darán dirección sobre como navegar el sistema judicial.

“Estoy preocupado saber que hay personas que tienen miedo ir a la corte, para hacer valer sus derechos como víctima, y desafortunadamente estoy oyendo de casos donde esto ha ocurrido aquí en el Condado de Kent”, dijo el fiscal Chris Becker. “Con este programa, queremos crear relaciones donde la gente luego se sienta cómoda de entrar a cualquier tribunal en el país, para participar en el sistema de la justicia criminal”, agregó.

Torres dijo que si la comunidad hispana ha estado indecisa en acudir a las agencias y organizaciones locales para recibir sus servicios, como a los hospitales para recibir la atención médica, también van a ser indecisos en reportar un crimen y que por esta razón, entraron en el arreglo con la Oficina Fiscalía del Condado de Kent.

Dijo que el Centro Hispano es un lugar seguro, con personal bilingüe y multicultural (español e inglés), quienes conocen las necesidades de la comunidad latina, y donde el público puede llegar con toda confianza para recibir la ayuda que necesiten.

“No estamos reemplazando los servicios que ya se dan”, dijo Torres. “Lo que estamos haciendo, es creando otra manera más fácil, para que la gente pueda reportar incidentes de crímenes y formar parte de un ambiento seguro en el Oeste de Michigan”, agregó.

Aviles dijo que la meta y el impacto mayor que les gustaría lograr, es que la comunidad latina se sienta cómoda con la oficina fiscalía. Que después de conocer a su personal e interactuar con los mismos pueda decir, “¡A bien, estoy segura, estas son personas seguras!”.

El fiscal del Condado de Kent, Chris Becker, habla sobre el nuevo servicio de apoyo a la comunidad hispana durante la rueda de prensa el miércoles 16 de agosto en Grand Rapids, mientras Briana Krepps y Noem Aguilar, de la Unidad de Víctimas y Testigos del Condado de Kent escuchan. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Chris Becker, el fiscal del Condado de Kent, izq., y Roberto Torres, director ejecutivo del Centro Hispano del Oeste de Michigan, cementan la nueva colaboración y servicio con un saludo de manos, el miércoles 16 de agosto en Grand Rapids. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Integrantes de la Oficina de Fiscalía del Condado de Kent, izq., y del Centro Hispano, der., que esperan que el nuevo servicio entre ambas instituciones, sirva para aumentar el acceso de los hispanos a la corte, a la vez para reducir el temor de la misma. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Noemy Aguilar, izq., y Briana Krepps, der., integrantes de la Unidad de Víctimas y Testigos del Condado de Kent y quienes estarán disponibles para hablar con los residentes de la ciudad en el Centro Hispano, con el fiscal Chris Becker, el miércoles 16 de agosto. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales