Gente feliz

He buscado la causa profunda,
de la felicidad humana.

Nunca la he encontrado en el dinero,
en el lujo, en el propio provecho,
en el poder, en el ocio,
en el ruido, en el placer.

En las personas felices,
he encontrado siempre una rica vida interior,
una alegría espontánea
hacia las cosas pequeñas,
una gran sencillez.

En las personas felices,
me ha impresionado siempre,
la falta de envidias insensatas.

En las personas felices,
no he encontrado nunca impaciencia,
agresividad o divismo.

Casi siempre poseían
una gran dosis de humorismo.

¡Tú puedes ser feliz!

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales