Investigan denuncias de abuso contra sacerdote en EE.UU. por hechos de 1980

Nueva York, 2 Oct (ELINFORMADORUSA/EFEUSA).- La Iglesia católica en la diócesis de Rockville Centre que cubre Long Island, en Nueva York, ha separado de sus funciones a un sacerdote mientras investiga denuncias de abuso sexual con un menor y de interacción inadecuada con dos adultos.

Los presuntos abusos contra el menor, cuyo género no se ha dicho, y la alegada relación con los adultos ocurrió en la década de 1980, señala hoy el diario Newsday de Long Island.
Monseñor William G. Breslawski, título que le fue conferido en el 2010 por Benedicto XVI, estuvo de acuerdo con retirarse de sus funciones mientras se realiza la investigación de las quejas, que fueron enviadas a la fiscalía, de acuerdo con el portavoz de la diócesis, Sean Dolan, indica además el rotativo.

El pasado 25 de septiembre la diócesis, que sirve a alrededor de 1,5 millones de feligreses, recibió carta de denuncia de un familiar del menor que presuntamente fue abusado por el sacerdote y en la que se señala tener conocimiento de la denuncia que se hizo en el 2002 sobre este asunto.
Indica el rotativo que al hacer una investigación de sus récords, la diócesis encontró que en 2002 un individuo presentó una querella alegando que en 1980 Breslawski había abusado sexualmente de un amigo, que en ese momento estaba en séptimo u octavo grado.

En ese entonces la diócesis exhortó al individuo para que su amigo contactara la Iglesia para presentar su denuncia, pero no lo hizo ni lo ha hecho hasta ahora, de acuerdo con Dolan, indica además Newsday.
La alegada víctima permanece en el anonimato y la Iglesia ha investigado para tratar de saber más del caso, y de quién se trata, y le dio a la Fiscalía el nombre de quién hizo la denuncia.
En la investigación de sus expedientes, la diócesis encontró otra querella del 2002 de dos adultos que alegaron entonces haber tenido una “interacción inapropiada” con Breslawski en 1984, lo que incluyó contacto físico con uno de ellos, de acuerdo con el portavoz de la Iglesia.

La Fiscalía ha señalado que el plazo de prescripción del caso ya venció, señala además el Newsday.
“Estamos muy tristes por estas alegaciones y haremos todo lo posible para asegurar que se haga una justa determinación” sobre las denuncias, indicó Dolan, de acuerdo con el rotativo.
El escándalo de los abusos a menores en el seno de la Iglesia católica en Estados Unidos, con 300 supuestos casos en Pensilvania, ha provocado una cascada de investigaciones en varios estados del país.
Averiguaciones de distinta índole relativas a abusos de menores y la inacción de la Iglesia para atajarlos se han registrado en al menos siete estados desde que a mediados de agosto las acciones de los curas católicos en Pensilvania coparan titulares de todo el mundo.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales