Javier Cano-Monarrez sentenciado de 13 a 20 años de prisión

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Después de pasar año y medio en la cárcel, Javier Cano-Monarrez de 34 años de edad, fue hallado culpable de atropellar intencionalmente a tres personas en septiembre del año 2016. El juez Paul Sullivan de la Corte del Circuito 17 en Grand Rapids, dictó sentencia el martes 10 de abril a Cano de pasar entre 13 y 20 años en la prisión.

Cano-Monarrez, fue encontrado culpable de intento de cometer homicidio y también fue declarado como enfermo mental. Durante las diversas audiencias y juicio a principios del mes pasado, el hombre mantuvo una atención más animada incluso interrumpió al juez en varias ocasiones mientras era sentenciado.

“Juez, ¿Puedo decir algo?”, comento el hispano al juez. “Desde que he estado en la cárcel no he sentido que quiero matar a nadie”, afirmo momentos antes de que el juez dictara su sentencia formal.

Abigail Rubio Calzada tenía 20 años de edad y estaba en su tercer semestre de embarazo, cuando caminaba por la calle Naylor SW junto con Beatriz Mireles de 34 años y su hijo de un año el día 17 de septiembre del 2016 cuando fueron atropelladas por el hispano. Ambas mujeres estuvieron presentes en la corte para la sentencia.

“Sr. Cano, lo que yo quiero saber es como una persona puede comer, o dormir, cuando intentó matar a cuatro personas. A veces, no comprendo cómo alguien desearía matar a personas inocentes”, cuestiono Rubio Calzada a Cano-Monarrez durante su declaración de impacto. “Usted le quitó algo muy especial a una madre quien lucha para ver y escuchar la llegada de su segundo hijo”, agregó. También añadió que no sabe cómo le explicará a su bebé que cargaba en su vientre que por poco no nació.

Mientras el juez Sullivan sentenciaba al hispano, su hermano Jesús Cano-Monarrez, quien habló con El Informador antes de entrar a la corte y se encontraba molesto por la forma en que su hermano había sido tratado, se paró de donde estaba sentado y salió del salón de corte.

“Nos hubiera gustado que le hubieran dado la pena máxima”, señaló Fidel Rubio, padre de Rubio-Calzada momentos después de la sentencia durante la rueda de prensa en la que El Informador fue el único medio de comunicación en español presente. “Cuando salga, si sale pronto, va seguir siendo el mismo peligro para toda la comunidad, no nomas para uno”, concluyó.

 

“En un video (al ser arrestado) dijo que la intención de él era matarnos”, expuso Mireles. “Ese día supo que éramos dos mujeres y un bebé, no es algo que fue como dice su abogada, por su imaginación o por su mente. Él dijo que quería acabar con nosotros, asesinarnos”, concluyó.

Juan Cano, el padre del sentenciado quien también estuvo presente durante la sentencia, expresó que hubiera preferido que el juez dejara libre a su hijo para que pudiera recibir tratamiento médico por sus problemas mentales en un hospital.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales