La Caravana de los Sueños

Editorial Por Luis Molina

Recientemente en todos los medios de comunicación se ha abordado el tema del grupo de migrantes que ingresó a México para empezar su largo recorrido rumbo a la frontera con Estados Unidos. Parte el alma que en su mayoría la caravana está conformada por familias enteras que dejaron todo para emprender el camino con la esperanza de conseguir un futuro mejor para ellos.

Las imágenes que circulan a través de las redes sociales mostrando a niños, jóvenes y adultos con huellas del reto que es caminar durante tantas horas, conmueve mucho al pensar hasta qué grado debe de estar desesperado uno para emprender un viaje de ese calibre. Pero como todo en la vida, todas las cosas pasan por algo. Y los motivos de las personas que han tomado la decisión de cruzar el país mexicano rumbo a la frontera sur de Estados Unidos son muy grandes.

Los países de origen de los que conforman el grupo de migrantes están marcados por condiciones económicas y laborables deplorables. Golpeados por el mal gobierno de los dirigentes no encuentran trabajo y por consiguiente los recursos para sostener a sus familias son escasos. En los testimonios de algunos integrantes de la caravana dejan saber su sufrimiento y desesperación por encontrar un estilo de vida mejor que les permita brindarles un buen futuro a sus familias y seres queridos.

Sin duda alguna, todos luchamos día con día por encontrar buenas condiciones laborales que permitan sacar adelante a nuestra familia. Estas personas merecen la oportunidad de luchar por un futuro mejor. Sin embargo, aunque se relacione y se tenga la creencia de que venir a Estados Unidos es la fórmula mágica para acabar con los problemas la realidad es muy diferente.

Muchos concordarán conmigo que las condiciones son difíciles y en un dado caso de que logren conseguir asilo dentro del país, el reto apenas comenzará. Salir adelante en una nación marcada por el racismo y discriminación contra las personas latinas es muy difícil, pero no imposible. Hay muy buenos ejemplos de latinos que vencieron las adversidades y lograron salir adelante. Y gracias a que emigraron a este país ayudan a sus familias e incluso son empresarios en su país de origen.

No queda más que esperar que las autoridades competentes den una buena solución a la problemática que viven miles de familias. Nunca olvidemos que son seres humanos y que nos corresponde como semejantes ayudarles en lo poco o mucho que podamos. Obviamente no toda la responsabilidad recae en un solo lado. Los integrantes de la caravana deben de poner su parte ajustándose a las reglas y normas del país mexicano. Transitar de forma pacífica y respetar los lugares en donde se instalen.

El tiempo dirá si valió o no la pena para el numeroso grupo de migrantes el sacrificio, dolor y desgaste que está implicando transitar por el país mexicano con la esperanza de llegar a los Estados Unidos de América como refugiados.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales