Lansing revoca su estatus de Ciudad Santuario

Por Joel Morales

El Informador

LANSING, MI

joel@elinformadorusa.com

En una decisión extraña, sorprendente y controversial, que dejó a más de 100 personas en una reunión especial del Concilio de Lansing el miércoles, 12 de abril, rascándose la cabeza, los integrantes del mismo hicieron un giro de 180º grados de una decisión unánime el pasado lunes, votando 5 a 2 para revocar su estatus de Ciudad Santuario.

La designación especial ha sido adoptada por algunas ciudades en la nación, para la protección de los inmigrantes indocumentados de las mismas.

Después de solo 10 días de llevar el título “Ciudad Santuario”, los integrantes del concilio se echaron para atrás, las razones por estas no muy claras, pero de acuerdo a más de una docena de las 74 personas que hablaron frente al concilio, podría ser por una carta que recibió el concilio de la Cámara de Comercio de Lansing, diciendo que era posible que perdieran mucho negocio e insinuando que la ciudad pudiera perder $6.5 millones federales, al llamarse una “Ciudad Santuario”.

De las personas quienes se acercaron a un micrófono frente a los integrantes del concilio, 49 hablaron a favor del estatus y 25 en contra, incluso varios hispanos.

“Nosotros le damos de comer a este país, nosotros somos los que ponemos la comida sobre sus mesas, ustedes nos deben esto”, les dijo Maisie Rodríguez, de 20 años de edad, residente de la ciudad de East Lansing a los miembros del concilio y quien abogaba para el estatus de Ciudad Santuario.

De su parte, Teresa Montemayor, esposa del Dr. Edilberto Montemayor, quien representa a la organización Michigan Latinx Info Cluster de Holt, Michigan, les dijo a los integrantes que estaban intimidando a los residentes de la ciudad de Lansing, de igual manera que el nuevo mandatario de Estados Unidos lo estaba haciendo con el público americano.

Varios en la audiencia dijeron que no deberían temer al presidente Trump, porque en realidad es el Congreso de Estados Unidos que decide si van a detener fondos federales de las ciudades y no una persona.

Un hombre joven blanco, quien también se dirigió al concilio en apoyo del estatus de Ciudad Santuario les dijo: “¿Qué somos, una bola de hipócritas? “¿No fue fundado este país por inmigrantes?”, a lo que varias personas en la audiencia gritaron “¡Inmigrantes legales!”.

Más de una media docena de personas fueron sacadas de la reunión por agentes de la ley del Departamento de Policía de Lansing, por no seguir la regla de mantener sus comentarios por dos minutos, otros por gritar mientras frente al micrófono y otros por interrumpir a los demás.

Afuera del edificio de las oficinas de la ciudad en Lansing, ubicadas en el 124 de la avenida West Michigan, unas dos docenas de integrantes de la milicia United Patriots of Michigan y patrullas del Departamento de Policía Lansing, guardaban vigilancia.

El jueves, 13 de abril, Oscar Castañeda, de la organización ACTION of Greater Lansing, nos confirmó que la orden ejecutiva de Virgil Bernero, alcalde de la ciudad de Lansing el pasado lunes, declarando a la ciudad como Ciudad Santuario, sigue vigente. Solo las palabras “Ciudad Santuario han sido removidas de todos documentos involucrando a la ciudad.

Docenas de personas llamaron esto una cobardía de parte de los integrantes, y los acusaron de mandar un mensaje de intolerancia hacia los inmigrantes viviendo en la ciudad de Lansing. La reunión, que dio comienzo a las 6:30 de la tarde, concluyó poco antes de las 10pm.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales