Madre de niño de 4 años muerto, arrestada por asaltar a familiar

Sonja Hernández, de 29 años de edad, madre del difunto Giovanni Mejías, al momento de declararse “No culpable”, en la Corte de Distrito 62-A en Wyoming, de asaltar a un familiar el lunes, 19 de junio. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Sonja Hernández, madre de Giovanni Mejías de 4 años de edad, quien murió el pasado martes, 13 de junio, de trauma a su abdomen y quien cuyo novio fue arrestado en conexión con lo que el forense médico declaró un homicidio, fue arrestada el domingo, 18, y apareció en la Corte de Distrito 62-A en Wyoming el lunes 19 donde se declaró “No culpable” de asaltar a un familiar.

Su arresto no tuvo nada que ver con la muerte del niño, pero fue por un desacuerdo con su familia por no apoyarla y por no creer que su novio, Elis Nelson Ortiz, sea inocente de la muerte de Mejías, esto, de acuerdo con Melissa Ávalos, prima de Hernández quien le concedió una entrevista exclusiva a El Informador.

Hernández, quien hizo la apariencia vía video frente al juez Steven M. Timmers, respondió, “Yo no hice ninguna violencia doméstica”, cuando le leyó el cargo en su contra. El juez le impuso una fianza de $500, ordenó que no tuviera contacto con la víctima, un integrante familiar, y que no tomara bebidas alcohólicas o usara drogas ilícitas.

“No puedo creer que mi prima está en la cárcel. Ella no tuvo nada que ver con este homicidio, y creo que su novio (Ortiz) también es inocente”, nos dijo Ávalos, el domingo después del arresto de Hernández. “Si pudiera cambiar lugares con mi sobrino (Giovanni), lo haría para que él pudiera seguir viviendo y pudiera tener una vida”, agregó.

Ávalos dijo que se enteró del arresto de Hernández por la hermana de la misma, quien le había dicho que la arrestada había intentado golpear a su hermano y que también lo había mordido porque él, y otros de su familia, no creen que su novio sea inocente del homicidio del niño.

Fue frente a la casa móvil en el 277 de la calle N. Green Meadows SE, cerca de la Calle 60 y la avenida S. Division, donde vivía el niño con su madre, hermanos y Ortiz, que de nuevo hablamos con varios vecinos de la familia hispana el domingo, 18 de junio.

“¿Por qué le tomó a la ambulancia cuatro horas y media para entrar al parque de casas móviles y por qué es que la policía está encubriendo la verdad?”, preguntó un hombre quien solo se identificó como Reggie.

El hombre dijo que pudo ver por la ventana del lado frente de la casa a Hernández y a Ortiz, dándole primeros auxilios al niño y a la policía, cuando llegó, decirles que se alejaran de él.

“Él (Ortiz) estaba tratando de salvarle la vida (al niño) y ahora lo están culpando de su muerte cuando él es un héroe”, también dijo el vecino.

Tara Hicks, quien vive en la casa del lado de donde vivía el niño, dijo que no entiende cómo las autoridades pueden culpar a Ortiz por la muerte de Mejías, cuando el forense médico le halló heridas viejas ya sanadas.

“De la manera que lo vi interactuar con el niño y sus hermanos, yo no creo que él lo mató”, dijo Hicks.

También hablamos con Debra Howard, quien vive directamente en frente de la familia, quien fue quien marcó al 9-1-1.

“Estaba en el teléfono con el personal de emergencia cuando llegó Sonja y alguien salió de la casa corriendo y le dijo que su hijo no estaba respirando.

“¿Cómo que no está respirando?”, dijo Howard que escuchó a Hernández responder, y luego, “¡Bebé, despierta!, ¡Bebé despierta!, ¡Bebé despierta!, que tanto ella, como Ortiz, gritaban.

La mujer dijo que fue una escena muy triste, en la que la madre del niño difunto estaba en un estado de pánico.

“No puedo creer que mi sobrino está muerto. Giovanni era un niño muy contento, le gustaba salir en fotografías y tomar videos, y siempre tenía una sonrisa en su cara”, dijo Ávalos.

Sonja Hernández. (Foto cortesía: KCSD)
Melissa Ávalos, prima de Sonja Hernández y madre del difunto Giovanni Mejías, quien le dijo a El Informador el domingo, 18 de junio, por la tarde, que no cree que la madre del niño ni su novio, Elis Nelson Ortiz, son culpables de la muerte. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
La tráila donde vivía Giovanni Mejías, el niño difunto con su madre y su novio, en la calle N. Green Meadows SE, cerca de la Calle 60 y la avenida S. Division. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Troy Pittenger, vecino de Hernández y Ortiz, revisa el artículo publicado en El Informador sobre la audiencia del novio de la madre del niño difunto, el domingo, 18 de junio, en el complejo de casas móviles en la calle N. Green Meadows SE en Cuttlerville. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Debra Howard, a la izquierda, quien fue la que marcó al 9-1-1 el pasado martes, 13 de junio, cuando paramédicos respondieron al 27 de la calle N. Green Meadows SE, mientras hablaba con El Informador. A la derecha, su hijo, Courtney Byler, escucha. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales