Madre de niño difunto habla en exclusiva con El Informador

Un coche de Batman de juguete, junto con unos peluches y unas velas, frente a la la casa rodante ubicada en el 277 de la calle N. Green Meadows SE en Cuttlerville, cerca de la Calle 60 y la avenida S. Division, el lunes, 26 de junio. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

“Mi novio nunca le hubiera hecho daño a mi bebé”. – Palabras de Sonja Hernández, madre de Giovanni Mejías, en su primera entrevista con la prensa después de que su hijo murió.

Por Joel Morales

El Informador

KENTWOOD, MI

joel@elinformadorusa.com

Sonja Hernández, de 29 años de edad, madre de Giovanni Mejías de 4 años, quien murió de trauma a su estómago el 13 de junio, le concedió una entrevista exclusiva a El Informador el lunes, 26 de junio, en parte para defender a su novio quien fue arrestado en conexión con su muerte y para hacerle un pare a los rumores.

“Mi novio (Elis Nelson Ortiz) nunca le hubiera hecho daño a mi bebé”, dijo la hispana, quien tiene a otros tres hijos. “Aunque no es el padre biológico de “Gigi” (forma cariñosa que le decía al niño), hacía todo para él, y las personas que lo conocen saben que nunca le hubiera hecho daño a Giovanni o a ningún otro bebé”, agregó.

Hernández dijo que, de sus cuatro hijos, su novio era muy apegado al niño difunto porque el niño estaba solo en el mundo, ya que su verdadero padre no jugaba un rol en su vida.

La madre dijo que el día del incidente (13 de junio), llamó a Edwin Mejías, el padre biológico de Giovanni y que le dijo “¡Por favor ven pronto, necesito tu ayuda que Giovanni se está ahogando!”, y que el hombre le dijo que no podía ir porque no tenía transportación y porque tenía una orden de arresto.

Hernández ofreció varias posibilidades que dijo pudieran haber contribuido a la muerte de su hijo; una de ellas fue que una vecina había visto a sus hijos brincando del techo de la casa móvil la mañana del incidente; que el niño le había dicho que su hermano mayor, David, lo había tirado de su bicicleta un día antes; y que sospecha que pudo haberle hecho daño su hermano David, porque cerca de las pasadas navidades, le había puesto una almohada sobre su cabeza.

“Yo fui a Network180 (agencia con programas de ayuda para personas sufriendo de la salud mental) y a Pine Rest (servicios de salud mental) y les pedí ayuda, pero me dijeron que no podían ayudarlo porque no había sido evaluado”, dijo la madre. “Yo quiero mucho a mi bebé (David), pero quiero que reciba la ayuda que necesita”, agregó.

La mujer también dijo que los niños le dijeron que su hermano (David) le pegaba al niño difunto en el estómago y que su hija de 7 años de edad le dijo que, cuando la policía respondió al incidente, les dijo que dijeran que era su novio quien los golpeaba.

“Nelson (manera que se dirigía a su novio) mimó mucho a “Gigi”. Le enseñó el abecedario, a lavarse los dientes y era el quien peinaba a mis hijos porque a ellos les gustaba como los peinaba. De hecho, lo quería tanto que lo quería adoptar”, dijo Hernández. “Es muy triste que esté en la cárcel porque yo tengo la certeza en mi corazón de que él nunca le hubiera hecho daño”, agregó.

Mientras conducíamos la entrevista, una tía de la madre, quien estaba presente, pero quien nos pidió que no usáramos su nombre por cosas que están pasando entre las familias, dijo, “Nadie conoce a David como la familia. Es un niño muy pesado. Quizás le pegó a Giovanni en el estómago esa mañana. La policía está acusando a Nelson porque estaba en la casa, pero quizás si yo hubiera estado cuidando a los niños ese día, yo estuviera en la cárcel”.

Hernández dijo que su vida y la de su familia han sido afectadas por las acusaciones, rumores y comentarios de personas en Facebook, y que hasta ha recibido amenazas de muerte. Además, que no es permitida ver a sus hijos, quienes se están quedando con su padre. Por el momento no puede regresar a su trabajo porque temen que la prensa haría campamento allí.

“Van a ver que mi novio no hizo esto (mató a Giovanni). Si yo pensara que Nelson era culpable, yo quisiera que lo encerraran por vida, pero yo sé que nunca le hubiera hecho daño a mi bebé, él hacia todo por él”, dijo la madre hispana. “Voy a continuar peleando. Solo quiero justicia para mi bebé”, concluyó.

La madre del difunto niño Giovanni Mejías, Sonja Hernández, se entristece al hablar de sus otros tres hijos, a quienes no se le ha permitido ver desde que murió el niño de 4 años de edad. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Elis Nelson Ortiz, a la izquierda, quien fue arrestado en conexión con la muerte de Giovanni Mejías de 4 años de edad, con el niño antes de fallecer de heridas a su abdomen. (Foto cortesía: Sonja Hernández)

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales