Manifestación contra el aborto

Por Joel Morales

El Informador

OESTE DE MICHIGAN

joel@elinformadorusa.com

Sosteniendo un cartelón que leía “El Aborto Mata Niños”, Michelle Baldwin de Grand Rapids formaba parte de una cadena humana de más de 300 personas que alinearon las casi 10 millas de la Calle 44, desde Breton Road SE en Kentwood hasta la avenida Ivanrest SW en Grandville, el domingo, 1ro de octubre.

El motivo de la protesta que se llevó a cabo de las 2 a 3:30 p.m. de la tarde, fue para orar por el fin de los abortos en Michigan, los cuales los manifestantes le dijeron a El Informador que le hacen daño a las mujeres, y para ofrecer en su lugar la opción de la adopción de sus bebés.

“Respetamos la opinión de todos, sin embargo, el aborto acaba con la vida de un niño y es algo que a Dios no le agrada”, dijo Baldwin, junto a su esposo, Peter, cerca de la Calle 44 y la avenida Eastern SE. “Es un honor para nosotros poder participar en este evento, orar por el fin a los abortos y dedicarnos a proteger las vidas de todos los niños”, agregó.

De su parte, Randy De Nooy, de Kentwood, padre de dos hijas asiáticas adoptadas, dijo que hoy día el valor de la vida ha sido rebajado por el aborto, y que quiso asistir para ser un testigo sobre el derecho de la vida. A la vez, quiso dar un ejemplo piadoso y tomar una posición para la vida, ya que, para su familia, sus hijas adoptadas han sido una bendición.

Su hija, Jillian De Nooy, de 20 años, dijo que ella quiso participar en la protesta para apoyar a los bebés aún todavía no nacidos.

“Yo creo que el embarazo debe ser siempre llevado hasta el término”, dijo Jackie Boekestein de Wayland. “Si piensan que no pueden cuidarlos, siempre hay personas dispuestas y esperando para adoptar a un niño”, agregó.

De acuerdo con las últimas estadísticas, son típicamente las mujeres en sus años 20s que no están casadas y que tienen por lo menos un hijo, quienes abortan. En el 2014 hubo 27,629 abortos en el estado de acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan. También, aunque la mujer negra solo abarca el 16% de la población femenina, obtuvo la mitad de todos los abortos.

Hablamos con Laura Alexandria, directora de operaciones para la organización Derecho a la Vida de Grand Rapids, quien dijo que la cadena humana de protesta es un evento anual.

“En Michigan tenemos una muy activa postura pro vida”, dijo Alexandria. “Queremos que la mujer sepa que no está sola, que hay otras opciones disponibles”, agregó.

La directora de operaciones de Derecho a la Vida de Grand Rapids, dijo que, aparte de la obvia muerte de un niño inocente por un aborto, la mujer sufre muchos daños, tanto psicológicamente como espiritualmente, y que el hombre se lamenta de la pérdida de no haber llegado a ser padre.

“Trabajamos con muchas organizaciones que le ayudan a la mujer con el proceso de la adopción, con embarazos no planificados, ministerios de alivio post-aborto, porque cuando la mujer aborta, también los abuelos y los hermanos del que nunca nació pierden”, dijo Alexandria.

Alana TenHaaf, una joven de 14 años quien tomó parte en la protesta con 3 de sus primas, dijo que tuvo una amiga que iba a abortar a su bebé, pero que después de recibir información sobre las ayudas de un centro de recursos de embarazo, se arrepintió.

Su prima, Jessica Bierzen, también de 14 años, dijo que tiene dos amigas de 13 y 14 años de edad que se embarazaron y que tuvieron abortos fracasados. “Si hubieran abortado, hoy día esos niños, quienes son muy lindos, no estarían vivos”, dijo la joven.

Durante la protesta, una gran cantidad de conductores que pasaban por enfrente de la cadena humana de personas opuestas al aborto, tocaban sus bocinas en apoyo de la causa.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales