Mi Casa Restaurante es demandado por robo de sueldo

Mi Casa Restaurante, ubicado en el 334 Burton St Sw en la ciudad de Grand Rapids, el cual está siendo demandado por miles de dólares por robo de sueldo a 2 ex empleados. (Foto: Luis Molina/ El Informador)

Por Luis Molina/ El Informador

GRAND RAPIDS, MI.- A solo días de la Gala anual de la Cámara de Comercio Hispana del Oeste de Michigan, donde el restaurante Mi Casa está nominado como uno de los negocios más prometedores del año, también está en la lista de entre los más de 40 casos de negocios demandamos por no pagarles el sueldo correcto a sus empleados.

La firma de abogados Avanti law Group PLLC, el 23 de marzo del presente año entabló una demanda en contra de Mi Casa Restaurante ubicado en la 334 Burton St Sw en Grand Rapids, Michigan, por no pagar el sueldo correcto de dos mujeres exempleadas de dicho restaurante.

El Abogado Roberto Álvarez de la firma de Avanti es quien está representando a Julissa Díaz y a Katia Cruz, ambas ex trabajadoras de Mi Casa Restaurante, quienes después que no poder llegar a un acuerdo con la gerencia del restaurante, recurrieron a los abogados para entablar una demanda en contra de Mi Casa.

“No se les pagó el tiempo y medio, y por ley, eso se le debe pagar a un trabajador después de que trabaja sus 40 horas, así que, lo que estamos exigiendo es que se les pague lo que se les debe” dijo el abogado Álvarez, y aunque no dijo la cantidad exacta por lo que están siendo demandados, sí aseguró que son miles de dólares.

Otra de las razones por las que se está demandando este restaurante, según la versión del abogado, es porque no se les cumplió con lo que se les prometió. “Una de ellas dejó todo en Florida para venirse a trabajar con Mi Casa porque se le ofreció pagarle los gastos de la mudanza, y eso, a la fecha de hoy, no se ha cumplido, de modo que tanto el dinero de eso, el tiempo y medio y mis honorarios los tendrán que pagar Mi Casa Restaurante”, fueron las palabras de Álvarez. Él también explicó que, bajo la ley federal, cuando a un trabajador no se le paga lo correcto y a tiempo, el patrón va tener que pagarle el doble de lo que se le debe por no haber cumplido la ley.

No solo se está demandando al restaurante, sino también a Rosibel Vialet quien es la que está al frente del restaurante. “La lay federal que protege a los trabajadores sobre abusos, permite que no solo se demande al negocio, sino también al dueño, supervisor o manejador, de tal modo que si no paga el negocio, tendrá que pagar quien es responsable por manejar el negocio o el pago del trabajador, y en este caso será Rosibel”, afirmó el abogado Álvarez.

La firma Avanti Law Group al momento tiene más de 40 casos abiertos en la corte federal, aquí en Michigan, y en otros estados en contra de negocios que no les han pagado el sueldo correcto a sus empleados. En la mayoría de los casos es por no pagar el tiempo y medio, mejor conocido como “Overtime”. “Ellos, como negocio, deben de saber sus obligaciones a los trabajadores bajo las leyes estatales y federales, y ellos sabían que no estaban pagando lo correcto, y si no sabían, existen muchos recursos para educarse o informarse. La ignorancia no es excusa para violar la ley”, concluyó el abogado Roberto.

Mediante una llamada telefónica logramos hablar con Julissa Díaz, ex empleada y demandante. Estas fueron sus palabras, “el abuso que cometieron ellos conmigo no es de humanos, yo me mudé desde Miami a Grand Rapids para trabajar en su restaurante, pero no cumplieron lo que me prometieron. Me hacían trabajar hasta 74 horas por semana sin compensación alguna, y es verdad que tenía un sueldo, pero al sacar cuentas, me estaban robando.”

De acuerdo a la versión de Julissa, también nos contó que le hacían trabajar después de su horario acordado y muchas veces acudía a eventos y banquetes para vender comida del restaurante, y no se le pagaba ese tiempo. “Cuando abordé a Rosibel, la encargada del negocio, y le expresé mi situación, no le pareció. De hecho, llegó a haber días que entraba a trabajar a las 6 a.m. y salía a las 11p.m y eso no fue ni en el acuerdo que teníamos cuando me contrató, ni mucho menos me pagaban lo justo”, le dijo Julissa a El Informador.

“Me despidieron sin ninguna justificación, pero lo más inhumano es que me usaron para trabajar antes de abrir sus puertas. En varias ocasiones yo les cociné para eventos especiales y no me pagaron por eso, incluso cuando vino el artista Luis Vargas, yo cociné y trabajé por horas y en ningún momento me pagaron por esos servicios. Ahora solo exijo que me paguen lo que me deben”, le dijo Katia Cruz, la otra ex empleada, a El Informador.

La mañana del 6 de abril mediante una llamada telefónica logramos hablar con Eduardo Madera, padre de Rosibel, ambos encargados y propietarios de Mi Casa Restaurante, para pedir su versión de las acusaciones, pero Eduardo prefirió no hablar y dejar todo en manos de su abogado.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales