Mustang Bullitt: el amor entra por los oídos

Por Roger Rivero

Hace solo unos meses, se cumplieron los primeros 50 años desde que se estrenó la película Bullitt. El popular thriller de 1968 interpretado por Steve McQueen, Robert Vaughn y Jacqueline Bisset, es extremadamente popular entre los fanáticos de Mustang, pues McQueen, protagonizó en ella lo que, para muchos, sigue siendo la persecución de autos más emblemática en la historia del cine: una secuencia de 10 minutos, en la que su personaje persigue a dos sicarios en las colinas de San Francisco, al mando de un 1968 Ford Mustang GT fastback verde oscuro.

Ford, por tercera vez hace honor a la película, con una generación del Bullitt. Los modelos anteriores fueron 2001 y 2008. En cada oración, la edición de Bullitt ha traído pintura verde oscura o negra, y viene con un motor algo más ardiente que el Mustang GT correspondiente del mismo año.

El motor V-8, obtiene 480 caballos de fuerza, unos 20 más que los encontrados en el Mustang GT. Viene solo con una transmisión manual de seis velocidades, colmada con una perilla de bola blanca estilo vintage en la palanca de cambios. El Bullitt, tiene la caja de cambios más suave de cualquier auto que he conducido en el último año, y el regalo de un excitante “rev-matching” que adecua la marcha del motor cuando el automóvil realiza cambios descendentes, para suavizar la transición entre marchas.

La combinación de ese motor grande y ruidoso, junto con la caja de cambios suave como la seda, hacen que el conductor se sienta como si estuviera dirigiendo un caballo de carreras brioso y obediente. El manejo es muy similar a la sensación de aceleración: tienes mucho poder controlado por lo que emociona en cada acelerón, y puede llegar a intoxicar si lo llevas cerca de la marca de las 7,000 revoluciones.

Todo este disfrute trae un precio asociado, y no es bajo. El Mustang Bullitt comienza en $47,590, y puedes gastar hasta $ 52,980 si eliges todas las opciones, que, por cierto, no son muchas.

Solo hay tres opciones en el Bullitt, y una de ellas son los asientos. La alternativa, es un juego de asientos deportivos Recaro por $ 1,595. Los más “rellenitos” quizás se sientan algo apretados en estos asientos, pero si planeas llevar a tu Bullitt a la pista de carreras, seria una buena opción. El apoyo lumbar es mínimo y todos los ajustes del asiento son manuales.

El Bullitt ofrece varias opciones de info-entretenimiento. El estéreo básico es el mismo que se encuentra en otros modelos premium de Mustangs. Es el excelente SYNC 3 de Ford, uno de nuestros preferidos con excelente soporte para Android Auto y Apple CarPlay. Opcionalmente, puede elegir un paquete electrónico por $ 2,100 y con un sistema de sonido B&O Play de 12 bocinas con navegación, reproductor de CD y radio digital. Realmente, cualquiera de las opciones de info-entretenimiento es buena, y va a necesitar mucho volumen para escuchar cualquier cosa sobre el delicioso ruido del motor. Como antes comenté, esta ha sido la ocasión en que menos música he escuchado probando un auto.

Cuando preguntas a Ford sobre las diferencias entre este Mustang Bullitt y los otros Mustang actuales, citan algunas estadísticas, pero finalmente, todo se resuelven en un solo punto: la clave que ofrece este auto es una experiencia visceral diferente a la que obtienes en otros Mustangs. Cuando bajas la ventanilla y escuchas el “ronroneo” del motor, cuando sientes que la nota de su escape se enrosca en tu tímpano y el del vecino o transeúnte, provocando que las miradas se tornen en tu dirección, cuando miras hacia atrás en un semáforo y ves al conductor del auto que te sigue tomando una foto de tu Bullitt, es cuando sabes que una experiencia tan excepcional, es muy difícil de replicar.

Este auto no es para todos, pero ciertamente, satisfará a los que idolatran al “King of Cool”, Mr. Steve McQueen, porque sin duda, es un auto muy “cool”.

Más sobre autos en: Automotriz.TV

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales