Nuestro deber es publicar la noticia

Editorial Por Luis Molina

En este trabajo, se puede decir que estamos en el empleo del amor y del odio. Una día las personas que nos aplauden y nos quieren puede ser que, al otro día no estén del todo contentas con nosotros, pero como medio de comunicación tenemos el deber de informar a la comunidad de lo bueno y lo malo que ocurre a nuestro alrededor.

Estamos conscientes de que nuestros lectores merecen estar informados de cualquier noticia sea buena o mala, y créanos, seguiremos trabajando y mejorando en ello cada día sin importar si usted está de acuerdo o no.

Cuando publicamos algo bueno de las personas es muy probable que nos aplaudan, nos alaben y eso es algo que a todos nos agrada. Sin embargo, estamos muy conscientes de que ciertas noticias no serán así, y tendremos diferentes reacciones de personas relacionadas a tal noticia, las cuales quizás se molesten.

Nuestra misión no es dañar a nadie. Cuando se publica una noticia es con la finalidad de informar la realidad de las cosas. No tenemos por qué esconder una noticia, si esta afecta a terceras personas. De modo que cuando usted lea cierto reportaje en El Informador, recuerde que es nuestro compromiso principal dar a conocer las noticias reales y nunca dañar la reputación e imagen de una persona.

Esto nos debe de poner a meditar antes de actuar, si no queremos que nuestra cara se publique en medios de comunicación, debemos de pensar muy bien las cosas antes de vernos envueltos en un problema con las autoridades.

Es una vergüenza que pase una noticia tan grande y que un medio no la publique porque supuestamente no es una persona famosa. Lo único que nos deja ver es la mala ética, la imparcialidad y total desconfianza que se puede esperar. Los medios serios tenemos una responsabilidad hacia la comunidad y el hecho de no informar una noticia grave que afecta la vida de otras personas, en especial de menores es una tragedia ¿Dónde está la justicia hacia los menores, como los podemos proteger si nos quedamos callados y no advertimos a los padres?

En cuanto a una persona se le pone cargo y está en la cárcel por una acusación seria, ya eso es un record público y lo ve todo el mundo. Entonces ¿Dónde queda el verdadero trabajo de un medio, si no lo publica y lo esconde? ¿Con que cara van a salir a defenderlo si es hallado culpable? Es verdad, que una persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario en el proceso de un juicio, pero eso no quiere decir que un medio lo va esconder solo porque era su amigo.

Por eso, es bueno que siempre existan más de un medio de comunicación, así las verdaderas noticias salen a la luz y nadie las puede esconder.

Mediante este editorial agradecemos el apoyo brindado y su preferencia para con El Informador, recuerde que siempre que lea un reportaje es con el fin de dar a conocer la noticia, pero nunca será con el motivo de dañar a nadie y como lectores, sabemos que ustedes son personas perspicaces que saben distinguir nuestra labor y trabajo, porque siempre detrás de una noticia, no solo hay un lado sino dos.

Se les quiere de todo corazón y como siempre estamos aquí para usted y por usted, reciban mis cordiales saludos.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales