Policía pide más tiempo para evaluar caso de arrestado en muerte de niño

Sonja Hernández, novia del arrestado en conexión con la muerte de su hijo, mira con una cara dolorosa durante su audiencia en la Corte de Distrito 63 en Grand Rapids, el miércoles, 28 de junio. A la izq., su sobrina, Samatha Ávalos, y a la der., su prima, Melissa Ávalos (en camisa color rosa). (Foto: Joel Morales/ El Informador)

“No sé por qué sigue en la cárcel cuando la policía ya sabe toda la verdad”. Palabras de Sonja Hernández, refiriéndose a su novio quien ha estado detrás de las rejas por los pasados 17 días.

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

La policía quiere más tiempo para evaluar el caso de Elis Nelson Ortiz de 25 años, quien fue arrestado el 13 de junio en conexión con la muerte de Giovanni Mejías de 4 años, quien estaba bajo su cuidado junto con otros niños, pero su novia le dijo a El Informador el miércoles, 28 de junio, que la investigación se ha demorado mientras un hombre inocente está en la cárcel.

Sonja Hernández, madre del difunto niño y novia de Ortiz, estuvo en la Corte de Distrito 63 en Grand Rapids durante la apariencia del acusado el miércoles, sentada directamente detrás de donde el hispano estaba parado junto a su abogado y para escuchar cuando uno de los detectives investigando la muerte le pidió al juez Jeffrey O’Hara más tiempo para evaluar el caso.

“No sé por qué sigue en la cárcel cuando la policía ya sabe toda la verdad”, le dijo la mujer a este medio de comunicación, el único con quien ha hablado desde que falleció su hijo. “Esto no es justo, solo quiero que la verdad salga a la luz para que la gente deje de hablar y suelten a “Nelson” (forma como se dirige a su novio)”, agregó.

Al no oponerse el abogado del acusado, el juez O’Hara le concedió otras seis semanas al detective y a la parte acusadora para que continúen investigando el caso.

Mientras era escoltado del salón de corte de O’Hara, Ortiz volteó a donde estaba sentada Hernández junto con su prima, Melissa Ávalos y su hija Samatha, y le dijo, “Tú tienes mi corazón, yo tengo tu corazón”, un dicho que él y su hijo difunto siempre se decían.

Hernández, quien logró decirle que continuara orando antes de que saliera de la corte, comenzó a llorar, como también Ortiz, y tuvo que ser consolada.

“Lo que necesitan hacer es dejar de culpar a mi novio y llegar a la verdad. Se están basando en su apariencia y su pasado”, también dijo ella. “Sé que hay gente que ha preguntado, que cómo fue posible que dejara a mi hijo con mi novio, pero la verdad es que Nelson nunca le pegó a Giovanni. Yo le tenía confianza cuidando a mis hijos o a cualquier otro niño”, agregó.

Sonja dijo que la policía ha ido a su casa móvil unas cuatro veces, en busca de alguna evidencia en contra de su novio. Dijo que su hijo David, de 10 años de edad, quien dijo que le pegaba a su hijo difunto, le dijo a la policía que su novio le había pegado al menor fallecido con una chancla y que habían ido a su residencia y se habían llevado una chancla de cada una que tiene.

Al visitar la casa móvil donde vivía la familia antes de la muerte del niño, vimos hojas pegadas a la misma que vecinos y otros dejaron allí en apoyo de la familia. Una petición por una vecina hasta el momento ha producido 140 firmas de personas respondiendo por el carácter bueno de Ortiz.

“Queremos que la gente hable, y que si la policía los visita, que no se queden callados, que digan el tipo de persona que era Nelson”, dijo Ávalos. “Si no hablan, eso no va a dejar en libertad a Nelson”, agregó.

Ávalos, al igual como con todas las personas con quienes hemos hablado durante nuestra investigación del caso y más de media docena de visitas al complejo de casas móvil Green Meadows, ubicado cerca de la Calle 60 y la avenida S. Division, han dado declaraciones alabando al hombre por la manera en que trataba, jugaba y cuidaba a los niños.

“Yo lo miraba todos los días caminando con Giovanni y con otros niños del complejo”, dijo Ávalos. “Los llevaba a la tienda, y aunque no fueran de la familia, también a ellos les compraba algo”, agregó.

Hernández dijo que las pasadas semanas han sido semanas muy duras emocionalmente para ella, que extraña tanto y llora todos los días por su fallecido hijo “Gigi” (forma cariñosa que le decía).

“Esto se está demorando mucho”, dijo la madre. “Ya quiero que toda la verdad salga”, concluyó.

Una hoja colocada a las afueras de la casa móvil donde vivía el difunto niño, el lunes, 26 de junio, que dice: “Elis Ortiz es un héroe. Liberen a Elis por tratar de salvar una vida”. (Foto:Joel Morales/ El Informador)
Giovanni Mejías, quien falleció el 13 de junio (frente a la izquierda), con sus hermanos y su madre Sonja Hernández (al fondo y centro). (Foto cortesía: Sonja Hernández)

 

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales