Pregunta de inmigración en censo es innecesaria

GRAND RAPIDS, MI. (ELIN).- La Constitución de los Estados Unidos requiere un censo de la población cada 10 años. El censo es un tesoro de información para el sector privado y público. De hecho, es un recurso invaluable.

Desafortunadamente, lograr que todos los residentes participen siempre ha sido un desafío. Factores que disminuyen los niveles de participación incluyen una mezcla de falta de interés y escepticismo sobre lo que haría el gobierno con los datos. La confianza en el gobierno, especialmente en comunidades minoritarias e inmigrantes, ha sido un factor para determinar niveles de participación.

A su favor, la Oficina del Censo de EE. UU. ha dedicado tiempo y recursos para llegar a todas las comunidades, y para ayudar a reducir el miedo de las personas y ganar su confianza para participar en el proceso. Han mejorado la participación a lo largo de los años y progresivamente ganaron confianza y confidencialidad.

Ahora el trabajo de la oficina del censo está a punto de hacerse más difícil. El esfuerzo de la administración de Trump para agregar una pregunta de ciudadanía en el formulario del censo 2020 es innecesario. Creemos que esta adición ayudará a deshacer todo el trabajo realizado para censo del 2010 que ayudó a construir un nivel de confianza con todas las comunidades estadounidenses.

La propuesta de hoy de agregar una pregunta de ciudadanía se sumará al miedo y la ansiedad, disminuirá la confianza en el proceso y socavará la participación. Tal movimiento abre la puerta para grandes especulaciones con respecto a los motivos reales y las intenciones de agregar tal pregunta innecesaria en el formulario.

El proceso del censo debe estar libre de esquemas políticos o siquiera la percepción de algún esquema político. La Oficina del Censo no debe desviarse de su misión y papel limitado a contar y proporcionar datos que ayudan al gobierno en general a planificar y evaluar mejor sus programas y servicios en todo el país.

En una sociedad que pone mucho peso en la cuantificación, los números son importantes para cada segmento de la sociedad estadounidense. Los números exactos son el resultado de una alta participación. ¿Cuál es el valor de tener más preguntas sobre el censo si los resultados claramente son menos números confiables y un censo incompleto? El interés de la nación se sirve a través de participación activa y cooperación con la oficina del censo. Nuestra posición es que la pregunta de ciudadanía no debería ser agregada. La oficina del censo no es la de servicios de inmigración.

Esperamos que el sistema judicial bloquee la adición de dicha pregunta en el formulario del censo del 2020. Además, esperamos que la administración de Trump reconsidere la adición de una pregunta que compromete la capacidad de la oficina del censo de llevar a cabo su misión constitucionalmente obligatoria.

El momento de detener la politización del censo es ahora.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales