Prioriza tu tiempo y el de tus clientes

Por María G. Erazo Luna

Como emprendedor y empresario, muchas veces te preguntas, ¿Cómo puedo multiplicar mis horas o días de la semana? No hay ninguna fórmula o secreto. Todos decimos querer o necesitar más tiempo, pero esta no es la razón por la cual las cosas no se llevan a cabo. Debemos aprender a organizarnos, calendarizar y aún más importante A SEGUIR EL CALENDARIO. Como emprendedor o empresario, te encontraras con la difícil tarea de atender tus asuntos personales y atender a tu cliente, y esto será del día a día. Mi intención no es asustarte o que tires la toalla de emprendedor, sino poder darte los recursos necesarios para que puedas lograr un equilibrio sano.

Primeramente, debes establecer horas y fechas disponibles en la que determinas cuándo trabajarás y en qué trabajarás. No tengas miedo de compartirlo con tus clientes. Nadie se enojará contigo por hacerles saber que a esa hora tienes que asistir a la práctica de tu hijo; pero sí puede haber un conflicto si los cancelas a última hora. Sé específica con tus clientes de cuánto tiempo les podrás ofrecer y qué es lo que esperas que suceda en cada tiempo.

Asimismo, asegúrate que el tiempo que estás calendarizando para tus clientes y actividades personales sea realístico y sano. No trabajes día y noche con la misma persona. Preocúpate por tu salud personal y de esa manera darás una mejor versión de ti ante las personas con las interactúes. Para poder lograr esto, utiliza diferentes aplicaciones y programas en línea en las que lleves las cosas en orden. Uno de ellos por ejemplo es Trello en el cual puedes asignar diferentes tareas y listas de qué hacer. La web nos ofrece muchos más recursos que personalmente han hecho mi vida mucho más práctica.

No olvides crear y seguir una rutina con tus clientes existentes y los nuevos que se incorporen. Cuando tengas un nuevo cliente, no te lances a querer trabajar en todo con estas personas. Más bien, detente y verifica tu calendario para ver cuánta disponibilidad tienes de una manera en la que puedas atender a ambos, clientes y a tus asuntos personales. Mantén a tus clientes informados de tu calendario, tus actividades y tus responsabilidades personales y como profesional, las personas te respetarán cuando respetes tu tiempo y el de los demás.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales