Relación amorosa termina en tragedia

Editorial por Luis Molina

Desde nuestro punto de vista la relación que mantenían Sonja Hernández y Nelson Ortiz no es más que una desgracia, pero también es una gran lección en muchos sentidos.

Primeramente, cuando un hombre inicia una relación con una mujer (en particular una mujer con hijos), debe ser consciente de la gran responsabilidad que la decisión conlleva. Muchos hombres, hoy en día viven muy bien con su pareja, la cual ya tenía hijos de una relación pasada o viceversa. El punto que queremos tratar es que no todos los casos son iguales y para muestra está el caso del Sonja y Nelson.

En los Estados Unidos es sumamente penado el abuso infantil, y no es para menos. Actualmente, el mundo está lleno de personas que abusan de los menores, y sin duda se les debe de castigar con todo el peso de la ley. Es por eso, que iniciar una relación con una persona que tiene hijos, puede inmiscuirlo fácilmente (por el más mínimo detalle) en un gran problema.

Es una decisión personal con quien va a vivir y hacer su vida. Sin embargo, vez tras vez vemos como medio de comunicación, que muchos hombres terminar en prisión por el trato con los hijastros.

Otro caso de sumo interés es el de Juan Carlos López quien se encuentra tras las rejas, por ser acusado de abuso sexual de dos jóvenes, las cuales son hijas de la mujer con quien mantenía una relación. El Informador fue el único medio en la corte, estuvimos presentes en el testimonio de las menores y a nuestro punto de vista no había muchos fundamentos y pruebas. Así que, por ahora, ese caso es la palabra de las menores en contra de la de él.

Mientras sean peras o sean manzanas, estos casos causan mucho dolor y sufrimiento. He aquí la lección también para las mujeres. De nuevo, hay matrimonios hoy día que son muy exitosos en la crianza de los hijos, aunque no sean de ambos. Sin embargo, en el caso de Nelson, volvemos a lo mismo, no todos los casos son iguales. Aunque la corte nunca encontró pruebas donde se observara a Nelson golpear al niño, le cargaron todo el peso de la ley. Este joven solo llevaba unos meses con Sonja, pero por ser el único en la casa en el momento que murió el niño, la ley lo acusó de todo el abuso que había sufrido el pequeño, durante sus cuatro años de vida.

Realmente la corte nunca probó con evidencia circunstancial que él fuera el abusador, pero como quiera que sea Nelson salió perdiendo. Este hecho también es una gran lección para las mujeres, siempre deben de pensar con qué clase de hombre van a iniciar una relación y más cuando tienen hijos.

Este caso, es una tragedia tanto para Sonja, Nelson y los familiares de ambos lados. Hoy día el pequeño que desgraciadamente perdió la vida estuviera disfrutando del verano, si la madre hubiera tomado mejores decisiones.

La diversión, el libertinaje y el sexo no lo es todo en la vida.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales