Testifican contra madre joven acusada por muerte de su bebé

“Forense médico: criatura murió por negligencia”

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Varias personas testificaron en la audiencia de causa probable de Lovily Johnson, de 23 años de edad, en la Corte del Distrito 62A en Wyoming el miércoles 21 de febrero. La joven madre fue formalmente acusada de homicidio y abuso infantil en el 1er Grado.

Las autoridades indicaron que la mujer admitió no haber alimentado a su bebé de seis meses de edad por dos días en julio del año pasado en su apartamento ubicado en la cuadra 2600 de la avenida McKee SW, y que lo llevó al hospital cuando ya tenía días de que había estado muerto.

El forense médico del Condado de Kent, Stephen Cohle, quien fue el primero en testificar, señaló que cree que el pequeño Noah murió por negligencia, y su padrastro, Harry Woods, novio de su madre, testificó que su hijastra lo había llamado para que la llevara a una cita, pero no le comentó que iban al hospital y que su hijo no estaba respirando hasta que ya iban de camino.

“¿Por qué me llamaste a mí y no a una ambulancia?”, señaló Woods a Johnson cuando iban rumbo al hospital Spectrum. Además, comentó que Lovily llevaba al niño en una silla infantil con una colcha cubriendo la misma.

De acuerdo con las declaraciones de Harry, Jonhson le explicó que llegarían “al hospital más pronto”. Cuando le pregunto si le administró los primeros auxilios al infante, “Yo no sé nada de eso”, señaló que respondió Johnson. La mujer joven, quien entró al salón de corte del juez Pablo Cortes con una mirada de miedo en su cara. Vestida en pijamas verdes de la Cárcel del Condado de Kent, sus manos y pies esposadas y una cadena con un candado alrededor de su cintura, escuchó los testimonios con mucha atención, pero sin ninguna reacción al escuchar de cómo había tenido amarrado al bebé en una silla infantil por varios días y en temperaturas que sobrepasaron los 90° grados, sin comida o agua, y sin haberle cambiado su pañal.

“Al conducir la autopsia del bebé, encontré su estado físico substantivo por debajo del segundo porcentaje de un niño normal en tanto peso como altura”, indicó el forense médico Cohle. “Por su edad, debería haber medido unas 27 pulgadas pero solo medía 24 pulgadas y media, y hubiera pesado 17 libras pero solo pesaba 12”, agregó.

Aunque el forense médico señaló que no encontró ninguna evidencia de enfermedad, infección o heridas en su examen del bebé, cree que el infante murió por la negligencia de la madre.

De acuerdo con un detective del Departamento de Seguridad Pública de la Ciudad de Wyoming, cuando fue interrogada sobre por qué no le había dado de comer y sobre el de su hijo, expuso que Johnson contestó que estaba muy ocupada.

También, el 18 de julio, cuando presintió que algo no estaba bien, salió del apartamento para fumar marihuana con una persona y no regresó hasta las 5 de la madrugada del día siguiente y se quedó dormida en el sofá. Cuando despertó más tarde esa mañana, una vez más salió del apartamento, fue a una tienda de abarrotes, a una estación de gasolina y al banco, antes de regresar a su casa y encontrar al bebé inconsciente.

Su padrastro testificó que cuando recogió a su hijastra, la madre actuó como que todo estaba normal. No demostró señales de que estaba estresada, de que llevaba prisa para llegar al hospital y no estaba llorando.

El juez Cortes encontró que existe la suficiente evidencia que Johnson podría ser culpable de los cargos en su contra, y mando su caso procediera a juicio.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales