Trabajan sin descanso para rescatar el último sepultado de sismo en México

México, 4 oct (ELINFORMADORUSA/EFE).- Los equipos de rescate trabajan intensamente en un edificio derrumbado de Ciudad de México para hallar la que sería la última persona sepultada por el terremoto del 19 de septiembre en México, cuya cifra de víctimas mortales subió hoy a 366.
“Siguen los rescatistas buscando en el interior la última víctima que falta”, dijo en rueda de prensa Valentín Oñate, representante del gobierno de la Ciudad de México y enlace con las familias.
A dos semanas del sismo de magnitud 7,1 y desde el edificio en ruinas de Álvaro Obregón 286, uno de los símbolos de la tragedia, Oñate detalló que en este edificio, el último con gente entre las ruinas, se han rescatado ya 48 cadáveres, todos ellos identificados.
A su vez, el director ejecutivo del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la capital, Guido Sánchez, señaló que la persona desaparecida, un hombre, todavía no está localizada entre los escombros.
Tampoco se descarta que pueda encontrarse más gente en este inmueble de oficinas colapsado por el sismo del 19 de septiembre, que sumado a los terremotos del 7 y el 23 del mismo mes, han ocasionado 468 muertos, la cifra mas alta de muertos desde el temblor de 1985, que se calcula que causó unos 20.000 fallecidos.
El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, explicó hoy que, si bien podría haber más gente sepultada en este edificio, hasta “el día de hoy” la lista proporcionada por los familiares de desaparecidos en este derrumbe “ha resultado fidedigna”.
“Si esto se mantiene hasta el final”, agregó, podrían empezar las tareas de demolición tras el hallazgo del último cadáver.
No obstante, las labores se complican cada vez más. Y es que según explicaron las autoridades el edificio se ha ido asentando en sus escombros, dificultando las labores.
Por ello, en el lugar de los hechos ya no trabajan voluntarios y solo hay brigadas de la Policía Federal, el Ejército, la Marina y el ERUM, explicó Sánchez.


Mancera indicó horas antes que en el edificio ubicado en la avenida Álvaro Obregón 286 habían sido rescatados siete cuerpos desde el fin de semana, por lo que solo tenía registro de un cuerpo restante.
En total, 225 personas han perdido la vida en la capital -138 mujeres y 87 hombres-, siendo la zona del país más castigada por el movimiento telúrico del pasado 19 de septiembre, el mismo día en que en 1985 otro terremoto segó la vida de miles de personas.
Se logró la identificación de los 225 cadáveres, en tanto que permanecen 21 personas hospitalizadas, cuatro de ellas en estado grave.
Se han abierto 140 carpetas de investigación, y se han dado 72 apoyos funerarios.
Hasta ahora, se han visitado 358.000 viviendas y brindado 68.000 atenciones médicas.
El alcalde capitalino destacó que unos 770 damnificados pernoctaron en uno de los 29 albergues habilitados.
“Ha ido descendiendo el número de personas conforme los inmuebles son dictaminados, y pueden regresar al mismo”, aseguró.
Ante el problema de falta de agua que padece la delegación (demarcación) de Iztapalapa, en el oriente de la ciudad, Mancera explicó que se repararon “al 100 %” tres acueductos, y el restablecimiento se hará de manera gradual.
El costo de la reconstrucción de las miles de casas, escuelas e infraestructuras dañadas asciende a los 38.000 millones de pesos (unos 2.090 millones de dólares), según un cálculo preliminar del Gobierno mexicano.
La subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio, aseguró que el país cuenta con un “blindaje financiero” para hacer frente a este desastre.
Además, anunció el inicio del reparto de apoyos entre los damnificados de los sismos, que impactaron en el centro y sur de México, especialmente en la capital y los estados de Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla y Estado de México.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales