Vecino de paralítico asesinado en GR habla con El Informador

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Un paralítico, víctima de un tiroteo en el 2011 que lo dejó atado a una silla de ruedas, fue balaceado de nuevo el sábado, 10 de junio, en la cuadra 100 de Sheldon Boulevard SE, una cuadra al este de la avenida S. Division, donde esta vez perdió la vida a causa de las heridas de bala.

La policía identificó al difunto como Demond Bridgeforth, de 28 años de edad residente de Grand Rapids, quien murió en la escena.

Jerome Pienton, vecino del difunto, quien vive en los apartamentos al norte de la calle Oakes SE donde está ubicada la iglesia Adventista Central del Séptimo Día, lugar donde fue acribillado el hombre, le dijo a El Informador que muy seguido veía a Bridgeforth conduciendo su silla de ruedas manualmente, hablando y visitando a los residentes de la zona.

“Lo llegué a ver muchas veces en su silla de ruedas, platicando y conviviendo con la gente que se la pasa en las afueras, pero nunca supe su nombre”, dijo Pienton.

El vecino dijo que fue a las aproximadas 4 de la tarde del pasado sábado, 10 de junio, que vio llegar a la policía al lugar del tiroteo y que, entre otros, lo entrevistaron sobre lo ocurrido.

“Los agentes de la ley me preguntaron si lo había visto enojado con algunas personas, y les dijo que no”, dijo Pienton. “La cosa es que por estas partes se venden muchas drogas y puede ser que, el ahora difunto, estaba involucrado en eso”, agregó.

Pienton nos enseñó dónde ocurrió el incidente fatal, señalando a la repisa de una ventana al este de la iglesia adventista, lugar donde, según él, las personas usan para cortar su cocaína y otras drogas.

La noche antes, familiares del difunto realizaron una vigilia de velas en su memoria, y aunque todas las velas habían sido removidas, pudimos ver la cera derretida de las velas durante la vigilia sobre el pavimento allí.

El sargento Terry Dixon dijo que detectives y el departamento de policía están investigando lo que ocurrió antes de que alguien llamara al 9-1-1 para reportar el homicidio.

Esta es una situación muy desafortunada y nuestras oraciones y pensamientos están con la familia de la víctima”, dijo Dixon.  “Debido a la falta de información disponible, estamos pidiendo que, si alguien conoce lo que sucedió, por favor llame a la policía.

El Equipo de Mayores Casos del Departamento de Policía de la Ciudad de Grand Rapids continúa investigando el homicidio. Si sabe algo del incidente, usted puede llamar a la policía al (616) 456-3400 o al Observador Silencioso al (616) 774-2345.  También se puede comunicar con el Observador Silencioso de manera confidencial al www.silentobserver.org.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales