Inicio OPINION EDITORIALES El Informador, negocios y comunidad logran mandar los cuerpos de Liliana y...

El Informador, negocios y comunidad logran mandar los cuerpos de Liliana y sus hijas

49
0

Editorial por Luis Molina

Hay un dicho que dice que cae más pronto un hablador que un cojo y que ciertas resultan estas palabras pues recientemente El Informador les tapó la boca a más de una persona que se pusieron a hablar que nosotros no apoyamos ciertas causas.

Desde un principio que murió Liliana y sus hijas estuvimos en el lugar de los hechos, cubrimos la noticia desde un principio, entrevistamos a los testigos oculares y a raíz de todo esto la madre de Liliana y su hermana nos contactaron pidiendo ayuda para poder mandar los cuerpos de ellas para Veracruz México.

Se necesitaba una suma fuerte de dinero y gracias a la campaña que hicimos como medio se logró recaudar la cantidad de casi treinta mil dólares para lograr la meta.

El Informador somos un medio que estamos para apoyar a nuestra querida comunidad, lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo. Estamos sumamente agradecidos con todas las personas que pusieron su granito de arena y a todos los negocios que donaron para la causa.

Un par de días antes del cierre de esta edición Luis Molina recibió una llamada de Rosa González de la funeraria que mandó los cuerpos para México dando las gracias por todo el apoyo y también para informarme que ya los cuerpos estaban en México. También recibí un mensaje de texto de María desde México quien es hermana de Liliana dando las gracias por ayudar a mandar los cuerpos de su familia.

En este editorial no pretendemos vernos bien, sino más bien agradecer a todos por su gran ayuda, una vez más muchas gracias a todos por ayudarnos en situaciones tan difíciles como estas.

Comenta en Nuestras Redes Sociales

ARTICULOS RELACIONADOS   A un año de pandemia y muchos negocios o ya quebraron o se encuentran severamente afectados
Artículo anteriorAbogada Nohemí Jiménez lista para protegerte ante la ley
Artículo siguienteMéxico un país que es gobernado por la violencia y no por su presidente