Inicio OPINION EDITORIALES Una masacre inspirada en videojuegos y de nueva cuenta en la supremacía...

Una masacre inspirada en videojuegos y de nueva cuenta en la supremacía blanca

145
0

Opinión Casa Editorial El Informador

El sábado pasado, un joven de 18 años asesinó a tiros a 10 personas e hirió a otras tres, afroamericanos en su gran mayoría, en un supermercado de Buffalo, Nueva York, motivado por la idea de que en Estados Unidos está en curso un plan de reemplazo de la población blanca de origen europeo por afroamericanos e inmigrantes de varias etnias. El multiasesino transmitió su crimen por Internet en tiempo real y se declaró supremacista y fascista al ser llevado ante un juez.

Episodios como éste son estremecedoramente comunes en el país y expresan una violencia introyectada en innumerables ciudadanos, así como la prevalencia de abominables creencias racistas en importantes grupos de la población.

Signo de los tiempos, la eclosión de las redes sociales y la presencia en ellas de contenidos conspirativos de ultraderecha hacen posible la frivolización de las matanzas, su difusión en plataformas especializadas en videojuegos y la retroalimentación entre protagonistas de crímenes de odio, como lo dejó patente el asesino de Buffalo, quien concibió su incursión como un homenaje a otros autores de tiroteos urbanos.

Pero más allá de ideologías y de usos tecnológicos, hay en Estados Unidos un problema de fondo: la creencia de que problemas reales o imaginarios, como la teoría conspirativa del “remplazo poblacional”, pueden ser resueltos por medio de la violencia y el asesinato.

Esa idea, que tiene una lamentable expresión en el elevado número de homicidios en Estados Unidos, encuentra un deplorable paralelismo en la política de Washington en el mundo, que lo coloca como el principal protagonista planetario de guerras y conflictos armados, tal y como está ocurriendo con su conflicto con Rusia.

ARTICULOS RELACIONADOS   Manejar rápido en la nieve, el peor error que se puede cometer

Otra vertiente ineludible de este fenómeno es la mentalidad armamentista que domina a buena parte de la sociedad del país, en el cual hay más armas de fuego en manos de civiles que habitantes.

Para finalizar, es imposible analizar los fenómenos de la inseguridad y la criminalidad en Estados Unidos la cual para mala fortuna va creciendo y casos como este se han vuelto más comunes.

Comenta en Nuestras Redes Sociales

Artículo anterior¿Buscas un auto? Samuel Rodríguez puede ayudarte a conseguirlo
Artículo siguienteLo que necesitan los criminales es mano dura