Inicio OPINION EDITORIALES Venta de armas y bullying la combinación perfecta para una bomba atómica  

Venta de armas y bullying la combinación perfecta para una bomba atómica  

70
0

Editorial por Héctor Loya

Hoy en día el bullying y la venta de armas son una combinación explosiva, son como el agua y el aceite que no se pueden mezclar, es un serio problema para el país de las barras y las estrellas que cuando se juntan no deja nada bueno.

Y la prueba está en la creciente racha de tiroteos en instalaciones escolares, las cuales han dejado un sinfín de muertos, muchos inocentes que han pagado un alto precio, por el denominado acoso escolar.

Desde mi experiencia como maestro quiero ser sincero por eso les confirmo que efectivamente en las escuelas existe bullying, y mucho, el cual en muchas ocasiones traspasa la barrera de la escuela y a través de las redes sociales y los dispositivos móviles se hace algo llamado ciberbullying, miles de niños sufren de esto tanto dentro de la escuela y fuera de ella y esto es algo muy delicado.

Porque desafortunadamente las generaciones de ahora no son iguales a la nuestra, no por algo las llamamos generaciones de cristal, y cuando un niño sufre de violencia escolar genera traumas difíciles de superar, los cuales hacen que el alumno se desarrolle con una imagen desvirtuada de la realidad. Y si a esto le agregamos lo que el niño ve y juega en dispositivos electrónicos se crea una bomba atómica que como ya vimos termina con tragedia.

Un niño o joven cansado de ser molestado, de ser abusado va a actuar para defenderse, en fin, dice el dicho el valiente vive hasta que el cobarde quiere, el problema es que se pierden valiosas vidas humanas, vidas de niños inocentes, y de personas que ni la debían ni la temían.

ARTICULOS RELACIONADOS   Caravana de… ¿problemas?

Para una causa hay una consecuencia y se está viendo, la venta de armas detona en tiroteos masivos y el bullying en personas acosadas defendiéndose, pero llevándose en el acto a quien se atraviese en su camino.

Es momento de actuar como profesores debemos poner atención de los alumnos en las escuelas, cuidar los espacios escondidos, ver más allá de lo evidente, generar programas en el interior de las instituciones y fomentar los valores. Cuando un alumno denuncia acoso hay que hacerle caso e investigar qué está pasando de manera inmediata.

Los padres tienen una gran responsabilidad y tarea de educar a sus hijos con buenos valores, estar al pendiente de ellos, darles atención, amor, alejar las armas de sus hogares y cuidar lo que ven y juegan en sus hogares, pero todo eso se logra teniendo una muy buena comunicación con sus hijos.

Comenta en Nuestras Redes Sociales

Artículo anteriorUna tragedia que pudo evitarse
Artículo siguienteAbogada Raquel Salas, lista para defender tus derechos