Inicio OPINION EDITORIALES Nuestra vida, incluyendo las de los niños, es controlada por las pantallas

Nuestra vida, incluyendo las de los niños, es controlada por las pantallas

227
0

Editorial por Luis Molina

No nos hemos percatado, pero existe un nuevo poder de control mental tan sutil y divertido que le aportamos lo que nos pide, estamos a expensas de lo solicitado, le otorgamos lo más preciado e íntimo que tenemos como nuestros hijos y familia, datos personales y luego decide por nosotros. En otras palabras, nos doblegamos ante este poder de control.

Con la pasión de las redes sociales, la adicción a los teléfonos celulares y la dependencia total y atemporal, ese nuevo poder de control decide por nosotros. Nos dice qué consumir, comprar, pensar y la lista sigue.

Ahora, el avance y desarrollo de la tecnología digital han superado todas esas expectativas con innovaciones sofisticadas que atentan contra nuestra libertad de elección y concretamente contra nuestro libre albedrío. Y lo más grave, nos controlan sin darnos cuenta. 

Ese nuevo poder de control en las redes sociales son los llamados algoritmos que atentan seriamente contra nuestra libertad de decisión. Deciden por nosotros, al influir en nuestras preferencias sin que nos percatemos.

Mientras pulsamos el celular y según nosotros damos instrucciones a una aplicación, la verdad es que nos van llevando a determinado objetivo de compra, adquisición o adhesión a una idea. Lamentablemente esta tecnología no está siendo ni neutra ni una mera herramienta para instrumentar acciones.

Las dudas e interrogantes siguen ¿Qué papel juegan las redes sociales con los algoritmos? ¿Dejamos de actuar con el libre albedrío porque los algoritmos toman decisiones por nosotros? La cuestión es que van cambiando conceptos y concepciones. Si ya hemos llegado a la inteligencia artificial, el paso que sigue puede ser la razón artificial. El riesgo es que si suplimos la razón por algoritmos e inteligencia artificial podemos dejar de actuar con el libre albedrío para tomar nuestras decisiones y por lo tanto olvidarnos de la conciencia.

ARTICULOS RELACIONADOS   No menosprecies la influenza

Más triste aún,  niños de solo un par de años ya son adictos al celular donde pasan horas y horas con videojuegos o viendo programas que no son necesariamente malos pero que los roban el tiempo de tener una niñez sana y lo triste es que son los niños que controlan por completo a sus padres por que si no les dan el celular hacen berrinches delante de la gente.

Esa niñez que a mi me tocó vivir tan hermosa donde jugaba en la tierra con canicas, trompos, una pedazo de llanta o cualquier otra cosa menos un celular se acabó. Hoy en día los padres están cometiendo un grave error al darles rienda suelta a sus niños desde la infancia con los celulares.

Por esto es importante que tengamos cuidado y retomemos las riendas de nuestras vidas y dependamos menos de las redes sociales y los celulares para vivir la vida como era antes de la era de la tecnología. ¿Usted qué opina?