Espantoso tiroteo en GR

Los múltiples marcadores amarillos, que la policía colocó al lado de los casquillos (círculos rojos) que encontraron en la escena del tiroteo. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Por Joel Morales
El Informador
GRAND RAPIDS, MI
joel@elinformadorusa.com

Vecinos de una localidad al sureste de la ciudad de Grand Rapids, vivieron momentos aterradores y más de ocho horas paralizados por el miedo, el lunes 23 de julio por la madrugada. Después de que un hombre disparara un arma en varias ocasiones.

De acuerdo con la policía, el departamento comenzó a recibir llamadas del 9-1-1, reportando que un individuo estaba disparando una pistola afuera de una residencia en la cuadra 3200 de la avenida Marshall SE, cerca de la Calle 33 SE en Grand Rapids.

El Informador estuvo presente en la escena y se lograron observar casi dos docenas de marcadores amarillos (indicadores que la policía utiliza para señalar los casquillos y otras evidencias en los crímenes) en el estacionamiento de un edificio de múltiples apartamentos y al lado del mismo.

“Tenemos casquillos de bala allí, casquillos de bala por acá al otro lado, atrás de esta casa, los hoyitos de los tiros en las ventanas acá arriba, en la ventana arriba del centro aire del apartamento 3207, es donde vive el sospechoso”, nos dijo el policía Elliott Bargas. “No quiso salir y nos mintió. El hombre dijo que tenía dos niños, uno de 2 años y otro de 4 años, y por eso no entramos”, agregó.

El hispano profesional, comentó que encontraron un arma atrás de uno de los edificios donde ocurrió el tiroteo. También explicó que fue en el momento que hablaron con la familia del hombre de 38 años de edad, para confirmar que el sospechoso del tiroteo no tenía niños.

Agentes del Departamento de Policía de Grand Rapids, mientras investigaban el tiroteo, en donde un hombre disparó casi dos docenas de bala, el lunes 23 de julio por la madrugada. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

De acuerdo con Bargas, los vecinos le informaron que el suceso inició como una pelea entre dos personas, y después se escucharon los tiros de bala. Incluso la operadora que recibió las llamadas de 9-1-1, podía escuchar los disparos en vivo.

Después de evacuar a los vecinos de los apartamentos en dos edificios cercanos, no se les permitió que se subieran a sus carros, ni que se fueran a sus trabajos por temor de que el sospechoso se estuviera escondiendo en uno de los vehículos. Además, tenían que esperar hasta que la policía levantara todos los casquillos de bala en la escena del crimen.

La sargenta Cathy Williams, oficial de información pública para el Departamento de Policía de Grand Rapids, afirmó que poco después de la una de la madrugada, recibieron información de que el sospechoso en el tiroteo huyó hacia el interior de un apartamento y se encerró.

Mencionó que integrantes del Equipo de Respuesta Especial, la Unidad Táctica K-9 (perros policías), el Equipo de Mayores Casos y Negociadores de Crisis, respondieron al incidente y rodearon el apartamento en cuestión.

La policía mantuvo comunicación activa con el sospecho durante largas horas, animándolo a que saliera de la residencia, le ofrecieron un plan de entrega y alrededor de las 9:20 de la mañana el hombre salió del edificio bajo su propia voluntad. Los agentes explicaron que el hombre, quien no se lesionó en el incidente, fue tomado bajo custodia.

Una niña asustada se agarra de su padre, en la escena donde un hombre disparó múltiples balas, ocasionando terror en el vecindario de la cuadra 3200 de la avenida Marshall SE en Grand Rapids. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales