Juan Cabrera es declarado culpable de asesinato

Juan Cabrera, era miembro de los Latin Kings, y asesinó a tiros a Troy “TJ” Wells Jr., de 14 años, en Holland a principios de este año (Foto cortesía FOX17).

“Además fue declarado culpable de delito grave de armas de fuego y pertenencia a pandillas”

Por Edgar Castro/El Informador

HOLLAND, MI (ELINF).-
uan Sandro Cabrera fue declarado culpable el miércoles por la mañana de asesinato en primer grado, un delito mayor y pertenecer a una pandilla. Los cargos son por matar a Troy “TJ” Wells de 14 años en el mes de febrero.

Los hechos ocurrieron en el Hampton Inn en Felch Street en Holland Township el 16 de febrero.

A Wells le dispararon entre seis y siete veces. Recibió tres impactos en el torso, los cuales fueron fatales, de acuerdo al Dr. Stephen Cohle, médico forense adjunto del condado de Ottawa.

A principios de este mes, la fiscalía reprodujo videos de vigilancia de varias cámaras de hotel para el jurado, mientras el detective Michael Tamminga los guiaba a través del incidente desde el estrado.

El video muestra al acusado discutiendo con Julio Palomares, quien, según testigos, se mostró en una foto con Cabrera sosteniendo rifles y con pañuelos en la cara. Presumiblemente ambos jóvenes son miembros de los Latin Kings.

“El acusado salió de la habitación 230 con un rifle de asalto, disparó a TJ en más de seis ocasiones desde unos pocos metros de distancia”, señaló la Fiscal Asistente del Condado de Ottawa JoEllen Haas. “TJ estaba desarmado. Eso fue lo que sucedió”, concluyó.

Cabrera fue arrestado casi dos semanas después del tiroteo en Watersmeet, Michigan, a más de 500 millas de la escena.

La madre de Cabrera, Sarah Cintron, quien también fue acusada en relación con el caso, se declaró culpable en julio de mentirle a un oficial de policía y ocultar a un delincuente. Fue sentenciada a principios de este mes a 60 días en la cárcel con crédito por cinco días cumplidos.

Inicialmente, las autoridades acusaron a la persona equivocada en la muerte a tiros después de que varias personas identificaron erróneamente al sospechoso, destacó la fiscal.

En Michigan, el asesinato en primer grado conlleva una sentencia obligatoria de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. La fecha de sentencia de Cabrera aún no se ha establecido.´

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales