Inicio SLIDE Mujer se salva de hombre que invadió su casa con navaja en...

Mujer se salva de hombre que invadió su casa con navaja en mano

1
0

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Una mujer de 38 años, originaria de Zacatecas, México está contando sus bendiciones, esto después de sobrevivir una experiencia espantosa en la que un hombre invadió su casa el sábado, 21 de octubre, por la noche en Grand Rapids, con una navaja de resorte en mano.

Olivia Martínez-Romero le dijo a El Informador que llegó a la escena en la esquina de la calle Burton y la avenida Buchanan a las aproximadamente 8:15 p.m. y para su sorpresa se encontró con una media docena de patrullas y docenas de agentes de la ley apuntando sus armas de alta potencia hacia una casa allí. Ella estaba con dos de sus cinco hijos en su casa cuando un hombre quien le dijo ser colombiano apareció a la entrada de la misma pidiendo auxilio.

“Dijo que le ayudáramos, que alguien lo perseguía y que lo querían golpear”, dijo Martínez-Romero, recordando la ocurrencia desagradable. “Cuando le preguntamos qué había hecho, nos dijo que nada, que él era inocente”, agregó.

La mexicana dijo que estaba hablando con el invasor cuando apareció la policía y que, en ese preciso momento, forzadamente entró a la casa casi tumbándola al piso al chocar con ella.

Integrantes del Departamento de Policía de Grand Rapids posicionaron sus patrullas al este y al lado norte de la casa ubicada en la cuadra 200 de la calle Burton, rodeando la misma, y estacionaron varios vehículos en la avenida Buchanan, al sur de la calle Burton SW y otras al oeste y este de la misma para mantener al público a una distancia de la escena activa.

ARTICULOS RELACIONADOS   Impactante accidente automovilístico en banco

“Me mantuve tranquila hablando con él porque traía una navaja, y porque no quería que le fuera a hacer algo a mis hijos”, dijo Martínez-Romero en entrevista con este reportero, momentos después de que el hombre fuera arrestado y puesto en una patrulla. “Pero él no sabía que la casa tiene otra entrada y cuando vi una oportunidad, agarré a mis hijos y nos salimos por la puerta trasera”, agregó.

La mexicana y sus hijos, visiblemente impactados por lo que les acababa de suceder, hablaban en oraciones incompletas, empezando a contarnos lo que había pasado, y luego repitiendo lo mismo, pero lograron decirnos que el hombre hispano, quien había llegado en pantalones cortos y una playera negra con rayas blancas, les pidió un cambio de ropa.

Dijeron que cuando la policía sacó los perros policíacos, le preguntaron qué había hecho, que la policía no lo buscaba por nada. Agregaron que el hombre les dijo que cargaba tres kilos de cocaína pero que después se retractó diciéndoles que no era cierto.

“Al ver a las múltiples patrullas en la calle, el hombre se reía y decía, “Mira, me buscan como a Pablo Escobar””, dijo uno de los hijos de Martínez-Romero.

El hijo también dijo que cuando el invasor por fin se asomó por la puerta y salió de la casa, un agente de la ley se lanzó contra él, dándole una patada a su espalda y tirándolo al suelo antes de ponerle las esposas y detenerlo.

¿Crees que hice bien?”, nos preguntó la mujer mexicana, vacilando entre el dilema de no saber si había tenido a una persona inocente o a un delincuente en su casa. “Hoy me llevé el susto de mi vida”, concluyó.

ARTICULOS RELACIONADOS   A juicio para hispano que atropelló a mujer embarazada

Comenta en Nuestras Redes Sociales