No guardes silencio los abusos deben ser denunciados

Editorial por Héctor Loya

 raíz de la nota que se publicó la semana pasada en el periódico El Informador y la entrevista que se realizó en nuestra página de Facebook con el testimonio de una mujer que había sido abusada cuando era apenas una niña, como medio de comunicación hemos recibido llamadas de familias que han pasado por la misma situación y han desahogado su pena y como es que este tipo de acontecimientos tan desagradables marcan de por vida a las víctimas de estos abusos.

En el reportaje la joven mujer nos contó su experiencia y lo traumático y doloroso que fue para ella callar durante tantos años los abusos que le provocó un hombre, muchos de nuestros espectadores y lectores al escuchar y leer su testimonio se sintieron identificados con la joven y se han puesto en contacto con nosotros como medio de comunicación.

A todos nuestros seguidores les recordamos el compromiso que tenemos con las personas y que como medio de comunicación siempre apoyaremos a la ciudadanía en general, su pesar y su dolor siempre nos ha de conmover y sus historias a través de nuestras páginas o cámaras son un ejemplo para que muchas personas se animen a no quedarse callados y alcen la voz contra todo tipo de delito.

Es muy triste y lamentable escuchar y saber de este tipo de abusos y más como es que marcan una profunda cicatriz en la vida de las personas, cicatrices que tal vez nunca sanarán, es por esto que como periódico exhortamos a todas las mujeres a que no se queden calladas, a que denuncien todo caso de abuso sexual, que no tengan miedo y acudan con la policía de inmediato.

Como medida indispensable para los abusos el primer paso es y será siempre la prevención, como padres de familia y como familiares antes que nada nuestro deber es cuidar y velar de la seguridad nuestros seres queridos, especialmente de los pequeños que son altamente vulnerables. Por ningún motivo deben separar la mirada de los pequeños y sobre todo no confiar en nadie, los abusadores siempre esperaran el momento adecuado para atacar, y nadie absolutamente nadie es confiable, familiares, vecinos, amigos y conocidos han cometido atroces actos en contra de los niños, no bajemos la guaria en ningún momento porque podría costarnos mucho, un daño en los pequeños que los marcara de por vida.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales