Mata a los padres de una niña de 13 años y después la secuestra

Por Héctor Loya/ EL INFORMADOR

l miércoles 27 de marzo un hombre de Wisconsin se declaró culpable por el secuestrado de una niña de 13 años y el asesinato de sus padres.

Se trata de Jake Patterson, de 21 años, quien se declaró culpable de dos cargos de homicidio intencional y un cargo de secuestro, además se le agregó un cargo de robo a mano armada.

La niña secuestrada es Jayme Closs de 13 años de edad, James Closs y Denise Closs eran sus padres quienes desde el mes de octubre del año pasado fueron asesinados.

La niña Jayme Closs junto a su madre Denise Closs. (Foto cortesía: Facebook)

Según la declaración de Patterson mientras conducía a una fábrica de queso donde él era un empleado temporal, vio a Jayme subirse a un autobús escolar, en ese instante supo que era la chica indicada para secuestrar. Él había conducido hasta la casa de Jayme en Barron, Wisconsin, dos veces con la intención de medir la situación y planear su secuestro.

Para el 15 de octubre del 2018 Patterson tenía todo fríamente calculado, tomó su automóvil condujo por última vez hacia la casa y justo en la entrada le disparó a James Closs, padre de la víctima,  Jayme y su madre, Denise Closs, al escuchar el disparo y a los perros ladrar se escondieron en el baño, mientras su madre abrazaba a la adolescente Patterson irrumpió en la casa y derribó la puerta del baño. Ató a Jayme por sus manos y tobillos y le puso cinta en la boca. Luego le disparó a su madre en la cabeza y arrastró a Jayme hasta el maletero de su auto y se dirigió a su casa.

En su declaración Jayme dijo que Patterson la obligaba a esconderse debajo de su cama de tamaño individual en su habitación cuando él tenía visitas. El sospechoso le dijo que, si alguien descubría que ella estaba allí, le pasarían cosas malas.

Cuando ella permanecía debajo de la cama, él apilaba bolsas y cajas de ropa alrededor con pesas apiladas contra ellos para poder escuchar y ver si ella los movía. En ocasiones la obligaba a permanecer debajo de la cama por periodos de hasta 12 horas seguidas sin comida, agua ni idas al baño.

El 10 de enero, la joven de tan solo 13 años pudo escapar mientras que su secuestrador se encontraba fuera, al ver a una mujer que pasaba por la calle paseando a su perro le pidió ayuda, esta mujer la llevó a una casa cercana y llamó a la policía. Patterson fue arrestado minutos después.

Después de ser arrestado Patterson confesó a detalle su fechoría y brutal crimen durante una entrevista con los detectives encargados del caso.

La sentencia se dará a conocer el 24 de mayo. Cada recuento de homicidios intencional conlleva una sentencia de hasta cadena perpetua. El secuestro conlleva un plazo de hasta 40 años.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales