Inicio OPINION EDITORIALES AMLO perdió la batalla, pero va ganando la guerra

AMLO perdió la batalla, pero va ganando la guerra

113
0

Opinión Casa Editorial El Informador

Tremenda derrota la que se llevó el señor Andrés Manuel López Obrador y su 4T al no lograr la mayoría calificada en la Cámara de Diputados y por tanto su reforma eléctrica fuera desechada. Y es que los 275 votos a favor fueron insuficientes en contra de los 223 votos de la oposición, que por primera vez se organizaron, votaron en bloque y le asestaron la primera gran derrota legislativa a un hombre que desde que asumió la Presidencia de la República, se había sentido absoluto no sólo en el Poder Ejecutivo, sino que sus tentáculos habían alcanzado y devorado al Legislativo y también al Judicial.

Así que ese día fue con coraje y su frustración la escupió durante su conferencia “mañanera”, desde donde cada vez se pone más iracundo e insulta a todo aquel que no piensa como él. Porque tachó de traidores a la patria a quienes no votaron por su iniciativa.

Sin duda, Andrés Manuel López Obrador perdió su primera batalla, pero a pesar de esto va ganando la guerra. Una cosa es la reforma que perdió, pero otra es el proceso social que en sólo tres años él ha desencadenado de manera subterránea.

Por debajo de lo que se debate, escribe y habla en los medios políticos y de comunicación, más allá de la percepción de las élites, sigue avanzando un fenómeno en que millones siguen y adoran, porque los tiene enmaizados con sus llamadas ayudas a los estudiantes y pensiones a los adultos mayores.

Y de esto los mexicanos sólo se salvarán cuestionando y echando abajo el contrato social que hoy domina la ideología política de las masas, y esto sólo se logrará mediante la toma de conciencia y el empoderamiento social o colectivo, más allá de lo que te regalan, pero para que eso suceda cómo va a estar canijo.

ARTICULOS RELACIONADOS   Cumplimos 10 años como medio de comunicación

Porque su “primero los pobres” y toda su política social, que está empoderando a los de abajo se convierte en un eco poderoso para multiplicar el hecho de que, aunque pierda una batalla sigue y seguirá ganando la guerra porque tiene al pueblo contento con su denominada ayuda social. Así que la oposición sinceramente no tiene nada que festejar.

Comenta en Nuestras Redes Sociales

Artículo anteriorDenuncian contrato de ICE con empresa de datos para deportar indocumentados
Artículo siguienteVíctimas de Nassar demandan al FBI por 130 millones de dólares