Arrestan en operativo a pandilleros y criminales en Colorado

Denver (CO), 23 ago (ELINFORMADORUSA/EFEUSA).- Agentes federales y estatales, junto a policías locales de Colorado, arrestaron en los últimos tres meses a más de 150 presuntos pandilleros, la mayoría con antecedentes criminales que cometían en la zona metropolitana de Denver, informó hoy el Servicio de Alguaciles Federales de Estados Unidos.
Según la información oficial, se trata de la llamada Operación “Triple Beam”, creada para combatir las pandillas a nivel nacional y que desde abril pasado condujo a la captura de miles de miembros de esas organizaciones ilícitas.

En Colorado se realizaron 156 arrestos entre el 15 de mayo y el 10 de agosto, entre los que se destaca la detención de Lester Bell, identificado por las autoridades como miembro de la pandilla “Gangsters Disciples” (Discípulos de gánteres), y presunto autor de un homicidio ocurrido en San Diego en 2000, en el que Bell supuestamente usó un bate para matar a golpes a su víctima, un hombre de 71 años.

Documentos en el sitio oficial del FBI indican que los “Gangsters Disciples” comenzaron en Chicago en la década de 1960. Dos décadas después, ya operaban en otras ciudades, dedicándose a robos a mano armada y tráfico de drogas.
Bell, de 38 años, había sido arrestado por la policía de Longmont (en el Condado Boulder) como sospechoso de poseer y traficar sustancias controladas. La policía de Longmont volvió a arrestarlo en mayo pasado y el sospechoso fue luego transportado hasta San Diego, donde el 1 de agosto se declaró “no culpable” de los cargos en su contra.

Otro de los detenidos fue identificado como Christopher Bynum, arrestado en Denver el 1 de junio y buscado por el asesinato de un hombre en mayo último en la habitación de un hotel en Conway, Arkansas.
Según el comunicado difundido por Mike Bunk, subjefe del Servicio de Alguaciles Federales, en el momento de su arresto Bynum poseía cuatro armas de fuego, heroína y cocaína.

De ser encontrados culpables de tales crímenes, tanto Bell como Bynum podrían recibir una pena máxima de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.
“Este operativo conjunto tiene el efecto añadido de fortalecer las relaciones entre las fuerzas del orden locales y estatales con sus contrapartes federales”, indicó David Weaver, alguacil federal en el Distrito de Colorado.

Operaciones similares permitieron arrestar a 341 presuntos pandilleros en Texas en abril pasado, otros 1.000 pandilleros y criminales en Kansas un mes después, 300 en Mississippi en junio, y otros 172 en el oeste de Texas ese mismo mes.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales