Fugitivo arrestado en Grand Rapids

Dos agentes de la ley del Departamento de Policía de Grand Rapids, izq., llegan a la escena donde el fugitivo fue capturado y arrestado en el sureste de la ciudad. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Por Joel Morales
El Informador
GRAND RAPIDS, MI
joel@elinformadorusa.com

El pasado jueves 26 de julio y al cierre de nuestra última edición, integrantes de la Oficina del Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos (U.S. Marshals), el Departamento de Correcciones del Estado de Michigan y de la ley de la Policía de Grand Rapids, arrestaron a un hombre fugitivo de la ley, en la cuadra 1200 de la avenida Jefferson SE en Grand Rapids.

El Informador estuvo presente en la escena para ver a una media docena de patrullas del Departamento de Policía de la Ciudad de Grand Rapids y otros vehículos particulares de las agencias federales, durante el arresto del fugitivo de raza afroamericana, quien estaba esposado y sentado sobre el pasto al frente de una casa de la zona.

Había gotas de sangre en los pantalones cortos blancos que llevaba puesto el arrestado. Le preguntamos la razón de las heridas del hombre a la sargenta Cathy Williams, oficial de información pública para la policía de Grand Rapids.

“Se trata de Michael Sallie, de 22 años de edad, a quien habíamos estado buscando desde el 15 de junio, por no haberse reportado a prisión”, dijo la oficial. “Fue visto en el área y al tratar de escapar, intentó brincar una cerca y se cayó, razón que pudiera haber sangre en sus pantalones”, agregó.

Williams dijo que agentes del Departamento de Policía de Grand Rapids respondieron a la llamada de emergencia de los alguaciles y asistieron al arresto. También se estableció un perímetro en el sureste de la ciudad, cerca de la calle Hall SE, y al lado oeste de la avenida Madison SE.

Dos detectives de la Oficina del Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos (U.S. Marshals en inglés), der., y un integrante del Departamento de Correcciones de Michigan, izq., guardan vigilancia sobre el fugitivo arrestado en Grand Rapids. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Como brazo de la orden de la ley de las Cortes Federales de Estados Unidos, el trabajo de los alguaciles es el de aprehender a fugitivos, entregar órdenes de arresto federal, transportar prisioneros, y supervisar el programa de protección de testigos.

De acuerdo a las últimas estadísticas de la Oficina del Cuerpo de Alguaciles, los Marshals arrestaron a un total de 33,300 miles de fugitivos en el año 2015.

Al momento, el Buró Federal de Investigaciones (FBI sus siglas en inglés), está alertando a los habitantes sobre fraudes en la nación. Los estafadores están haciendo llamadas al público y se hacen pasar como agentes federales.

De acuerdo con el aviso de fraude, los criminales intentan sonsacarle dinero a la gente, diciéndoles que al pagar una multa no serán arrestados, o les dan la opción de abonar una cantidad determinada de dinero para no presentarse a la corte y servir en un jurado. Recomiendan que al recibir una llamada de un desconocido que se haga pasar por un representante de la Oficina del Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos (U.S. Marshals), lo mejor es colgar y contactarse inmediatamente a la oficina local del FBI.

La escena en la cuadra 1200 de la avenida Jefferson SE en Grand Rapids, al sur de la calle Hall SE, el pasado jueves 26 de julio mientras el fugitivo era arrestado. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales