Inicio MUNDO MÉXICO Hombre de la tercera edad se quitó la vida tras acusar a...

Hombre de la tercera edad se quitó la vida tras acusar a un banco de robar sus ahorros

223
0

Un hombre de la tercera edad se quitó la vida después de acusar a trabajadores de Banco Azteca de haberse robado los ahorros de toda una vida.

El cuerpo de Gerardo “N”, un hombre de 63 años que vivía en el municipio de Huehuetoca, Estado de México, fue hallado el pasado 20 de febrero en su domicilio, ubicado en la Asunción, esquina con Granada, colonia Citara Ciudad Integral, Huehuetoca.

De acuerdo con el diario La Prensa, el hombre tenía problemas económicos por lo que dejó una carta de suicidio y se ahorcó con una cadena de metal dentro de su hogar. Alrededor de las 19:20 horas, personal del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) alertó a los servicios de emergencia acerca de una persona suspendida.

Al lugar de los hechos se desplazaron elementos de la policía municipal, quienes no pudieron hacer nada por el hombre, y solamente confirmaron el deceso.

No obstante, al lado del cuerpo se encontró una cartulina fosforescente en la cual Gerardo reveló el motivo de su decisión. Ahí explicó que tenía una cantidad de dinero que rebasaba el millón de pesos, pero que el personal del banco fueron quienes la vaciaron.

“Para las autoridades, con todo respeto doy a conocer que es mi voluntad quitarme la vida, ya que el personal del Banco Azteca me vació mi cuenta de ahorro, la cantidad de un millón diez mil pesos”, explica el mensaje.

Agregó que durante meses no contó con dinero para ir al médico, para comer o para cubrir cualquier otra necesidad básica. También explicó que no sabe manejar la tecnología y a lo largo de ese tiempo, tampoco pudo llegar a la justicia para que le ayudaran en su caso.El hombre argumentó que contaba con todo el historial de su cuenta, desde la apertura y cada movimiento que ha hecho.

ARTICULOS RELACIONADOS   VIDEO | Se desploma avión en México

Como no contaba con dinero para un funeral, pidió a las autoridades que lo enterraran en una fosa común, ya que tampoco tenía familiares ni amistades. Por último, escribió el nombre de la presunta culpable de desaparecer sus ahorros.

Comenta en Nuestras Redes Sociales